Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

SAHARA OCCIDENTAL

Marruecos acusa al PP de la "injusta" condena de la UE

El Parlamento Europeo exige una investigación independiente auspiciada por la ONU sobre los disturbios en El Aaiún.

Vista general del Campamento de la Justicia y la Dignidad
Marruecos retiene a ocho canarios en El Aaiún
EFE

El Gobierno marroquí lamentó ayer la resolución "parcial" e "injusta" que adoptó el Parlamento Europeo en relación con los acontecimientos de El Aaiún del pasado 7 de noviembre y en particular que los eurodiputados hayan escuchado al PP, al que acusó de llevar a cabo una "campaña hostil" contra Marruecos.

El pleno del Parlamento Europeo exigió ayer la apertura de una investigación independiente auspiciada por Naciones Unidas para aclarar lo ocurrido en El Aaiún tras el desmantelamiento por parte de Marruecos del campamento de protesta saharaui, e instó a Rabat a permitir el acceso libre de la prensa a la zona.

La resolución también condenó "con firmeza" los incidentes violentos registrados en el desmantelamiento del campamento de protesta y en la propia capital saharaui y mostró la "gran preocupación" de los eurodiputados por el "deterioro significativo" en la ex colonia española. Además pidió "calma" a todas las partes para que se "abstengan de toda violencia".

Rabat considera que se trata "de una resolución precipitada, parcial, injusta y no objetiva", defendió el ministro de Comunicación marroquí, Jalid Naciri, al término del Consejo de Ministros.

"Lamentamos enormemente que el Parlamento Europeo, a cuyos componentes respetamos, haya dado razón al Partido Popular español, que se ha implicado en una campaña hostil y desenfrenada contra Marruecos", añadió. "Nosotros esperábamos que el Parlamento Europeo no se precipitara en el apoyo desconsiderado, injustificado y no objetivo a un partido cuyos cimientos colonialistas obsoletos son conocidos", incidió Naciri, que se preguntó "por qué el PP, durante la larga noche franquista, no ha escrito una sola línea en favor del pueblo saharaui".

En este sentido, advirtió de que "aquellos que creen que pueden amputar a Marruecos de su Sahara se equivocan". "Ahora hay un cierto número de aprendices de brujo que han hecho creer que Europa va a ganar todo poniendo a Marruecos de rodillas. Marruecos, pueblo orgulloso y que confía en sí mismo, no se arrodillará nunca", remarcó.

Muerte "violenta" de Buyema

La resolución del Parlamento Europeo -pactada por todos los grupos políticos- no olvida que las circunstancias de la muerte "violenta" del ciudadano saharaui de nacionalidad española Babi Hamday Buyema aún "no se han aclarado". España ha pedido por carta a Rabat que investigue y aclare este suceso.

El voto se produjo finalmente ayer pese a los intentos de Marruecos de aplazar el pronunciamiento de la Eurocámara hasta diciembre, que pedía explicar previamente su versión ante los eurodiputados.

El ministro de Exteriores marroquí, Taieb Fassi Fihri, comparecerá el próximo 1 de diciembre en la comisión de Exteriores del Parlamento Europeo.

Por otro lado, Ahmed Yeddou Salem Lecuara, testigo y víctima del asalto por parte de las autoridades marroquíes al campamento de El Aaiún, relató ayer en Sevilla las torturas y vejaciones a las que fue sometido después de que fuera apresado y detenido el 8 de noviembre. Ahmed Yeddou, que tiene la nacionalidad española porque su padre es español, contó que entró en el campamento la tarde del día 7 para visitar a su madre con la "mala suerte" de que, al día siguiente, el Ejército de Marruecos atacó el campamento con la "excusa de que allí había terroristas".

Según Ahmed, las fuerzas marroquíes lo arrasaron todo. "Quemaron tiendas, coches, robaron las cosas de valor de los que allí permanecían y maltrataron y pegaron a mujeres, niños y ancianos. No dejaron nada", resumió.

Asimismo, Yeddou criticó que no recibió ayuda del Gobierno español pese a que su padre llamó desde el primer día de su desaparición a la embajada para pedir ayuda.

En la frontera ceutí del Tarajal

Mientras, las autoridades marroquíes han decidido impedir el paso de periodistas a través de la frontera ceutí del Tarajal, según confirmaron ayer fuentes policiales españolas, que señalaron que los funcionarios del paso fronterizo marroquí aseguran tener órdenes "de Rabat" para no permitir el tránsito de profesionales de la comunicación.

Etiquetas