Despliega el menú
Internacional

Sudáfrica

Mandela abandona el hospital tras un día de ingreso

Tras ser sometido el sábado a una laparoscopia para examinar el origen de un dolor abdominal prolongado.

La prensa sudafricana sigue de cerca el ingreso de Mandela
Mandela sigue ingresado y se encuentra bien tras una laparoscopia
AFP PHOTO

El expresidente de Sudáfrica Nelson Mandela, de 93 años, abandonó este domingo el hospital tras ser sometido el sábado a una laparoscopia para examinar el origen de un dolor abdominal prolongado, informó este domingo la emisora local Talk Radio citando fuentes de la Presidencia sudafricana.

"No le pasa nada malo" al expresidente Mandela, afirmó este domingo la ministra de Defensa, Lindiwe Sisulu, en una comparecencia ante los medios en el Parlamento, en Ciudad del Cabo.

Sisulu aseguró que el premio Nobel de la Paz de 1993 fue ingresado para practicársele una laparoscopia, una técnica poco invasiva que permite observar la cavidad abdominal del paciente.

"No había nada grave. La razón por la que se le llevó al hospital es porque estaba experimentando molestias continuadas", añadió la ministra, en palabras recogidas por la agencia sudafricana Sapa.

El Gobierno sudafricano informó ayer a través de un comunicado de que Nelson Mandela fue ingresado en un hospital debido a un dolor abdominal continuado.

"Siempre que tratas a alguien, intentas que cuente con las mejores condiciones de vida, y la única forma que teníamos de hacerlo era llevándole al hospital y realizándole una serie de pruebas para saber si el tratamiento era el adecuado", afirmó Sisulu.

"Está bien", aseguró la ministra de Defensa, cuyo departamento dirige el equipo médico de Mandela.

Sin ubicación

Los medios de comunicación enviaron ayer periodistas a los principales hospitales de Johannesburgo, y la capital, Pretoria, para tratar de localizar a Mandela, cuya ubicación no ha sido revelada.

Los reporteros aguardan ahora en la puerta de su casa de Houghton, Johannesburgo, para obtener una imagen del expresidente a su llegada.

Mandela dejó hace un mes su casa de Qunu (sureste de Sudáfrica) para regresar a Johannesburgo, supuestamente para realizarse un chequeo rutinario, según explicaron fuentes cercanas a la familia en aquel momento.

El expresidente permanece bajo vigilancia médica desde que fuera ingresado en enero de 2011 en el hospital de Milpark, Johannesburgo, pero fue dado de alta en febrero del año pasado y enviado a su casa de Houghton.

Pocos días antes de cumplir 93 cumpleaños, en julio de 2011, Mandela se trasladó a su casa de Qunu, lugar donde pasó su juventud, acompañado de un equipo médico.

La última aparición pública de Madiba fue en la final del Mundial de Fútbol de Sudáfrica de 2010, que ganó España.

Etiquetas