Despliega el menú
Internacional

Sudáfrica

Mandela, ingresado, aunque su vida no corre peligro

El expresidente sufre un dolor abdominal pero podría ser dado de alta este domingo o el lunes.

Nelson Mandela
Inquietud en Sudáfrica por la hospitalización de Mandela
EFE

El expresidente sudafricano Nelson Mandela, de 93 años, que permanece hospitalizado debido a un dolor abdominal, no corre peligro y podría ser dado de alta este domingo o el lunes, informó la Presidencia de Sudáfrica.

Mandela, primer presidente negro de Sudáfrica y líder de la lucha contra el régimen racista del apartheid, fue ingresado en un hospital sudafricano debido a un dolor abdominal, según manifestó el Gobierno sudafricano en un comunicado.

En un nuevo comunicado, la Presidencia sudafricana explicó que el exmandatario se encuentra "fuera de peligro" y en una "situación satisfactoria" y "confortable" en un hospital, cuya ubicación permanece en secreto, pese a que durante la jornada se jornada se especualó con podría estar en Johannesburgo o Pretoria.

"Madiba (como se conoce popularmente a Mandela en su país) está bien y completamente consciente. Y los doctores están satisfechos con su estado, que dicen que corresponde a su edad. Él tenía buena salud ante de su ingreso en el hospital, pero los médicos pensaron que su molestia requería un análisis a fondo", señala la nota.

"Estamos contentos de que no haya peligro y agradecemos a los médicos su magnífico trabajo y profesionalidad. Está recibiendo buen tratamiento médico y se espera que sea dado de alto bien mañana o el lunes", agrega el comunicado.

Mandela dejó hace un mes su casa de Qunu (sureste de Sudáfrica) para regresar a Johannesburgo, supuestamente para hacerse un chequeo rutinario, según explicaron fuentes cercanas a la familia en aquel momento.

El líder de la lucha contra el régimen racista del apartheid sudafricano, permanece bajo vigilancia médica desde que fuera ingresado en enero de 2011 en un hospital de Johannesburgo aquejado de una complicación respiratoria.

Mandela, premio Nobel de la paz de 1993, fue dado de alta en febrero del año pasado y enviado a su casa de Houghton, Johannesburgo.

Pocos días antes de cumplir 93 cumpleaños, en julio de 2011, el expresidente se trasladó a su casa de Qunu, lugar donde pasó su juventud, acompañado de un equipo médico.

La última aparición pública de Mandela fue en el Mundial de Fútbol de Sudáfrica de 2010, que ganó España.

Etiquetas