Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

SIGUEN LAS REVUELTAS

Los yemeníes piden en la calle la dimisión del presidente

La Policía usó gases lacrimógenos contra los manifestantes. Hay un herido y 27 arrestados.

Opositores yemeníes se manifiestan contra el presidente Alí Abdalá Saleh, ayer en Saná.
Los yemeníes piden en la calle la dimisión del presidente
GAMAL NOMAN/AFP

Decenas de miles de yemeníes se manifestaron ayer en varias ciudades de Yemen para pedir la dimisión del presidente del país, Alí Abdalá Saleh.

Fuentes de la oposición dijeron que una persona resultó herida y otras 27 fueron arrestadas en la ciudad portuaria de Adén, a 350 kilómetros al sur de la capital, y denunciaron que la Policía usó gases lacrimógenos y efectuó disparos al aire para dispersar a los manifestantes.

Mientras que en Saná unos 20.000 seguidores de la oposición protestaron ante el campus de la universidad, decenas de miles se manifestaron en otros puntos del país como Ib, Taiz, Adén, Radafán, Dalea y Damar, en las mayores movilizaciones en el Yemen en las últimas dos semanas.

En la capital, la jornada, bautizada como día de la ira, transcurrió de forma pacífica, pese a haber una manifestación antigubernamental en la universidad y otra de partidarios de Saleh en la céntrica plaza Tahrir. En la universidad, hubo un amplio despliegue de seguridad con soldados y policías en las calles y entradas del campus, y pudo verse un helicóptero militar sobrevolando la zona.

Allí, los participantes corearon eslóganes como «sacrificamos nuestra sangre, nos sacrificamos por el Yemen», cantaron lemas contra la corrupción e instaron a la revolución. Asimismo, expresaron su desconfianza en el discurso del miércoles del presidente yemení ante el Parlamento, en el que se comprometió a congelar las reformas constitucionales que quería efectuar para no limitar el número de mandatos presidenciales.

En su mensaje, el gobernante yemení dijo «no a la extensión del mandato, no a la herencia»; advirtió a la oposición contra la organización de manifestaciones violentas que causen «el caos y la destrucción» y le instó a participar en un gobierno de unidad nacional. Los manifestantes de la oposición rechazaron ayer esas promesas con lemas como «revolución, revolución», «discursos falsos» y «promesas falsificadas».

Promesa de Buteflika

Mientras tanto, en Argelia, el presidente Abdelaziz Buteflika anunció ayer que levantará «muy pronto» el estado de excepción vigente desde hace 19 años en el país. Este realizó el anuncio durante un encuentro de su consejo de ministros. Opositores a su régimen llevaban semanas exigiéndolo.

Buteflika destacó que la medida siempre sirvió para luchar contra el terrorismo y nunca con fines políticos para evitar el pluralismo o impedir la campaña de la oposición.

Las organizaciones de defensa de los derechos humanos consideran que el mantenimiento de la medida le sirve al poder para amordazar a los partidos y coartar las libertades.

Etiquetas