Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

TRES EXPLOSIONES

Los talibanes asaltan un cuartel del Ejército en Pakistán

Seis soldados y cuatro insurgentes murieron en un tiroteo donde hubo tres explosiones.

Seis soldados pakistaníes y cuatro insurgentes murieron ayer en un ataque al cuartel general del Ejército de Pakistán en la ciudad de Rawalpindi perpetrado por un comando talibán, algunos de cuyos integrantes continuaban al cierre de esta edición en un edificio del complejo con un grupo de rehenes.

 

En la tercera acción terrorista en el país en una semana, un grupo compuesto por casi una decena de terroristas, vestidos con uniforme militar y provistos de armas automáticas, asaltó el acuartelamiento en torno a las 11.45. Los insurgentes abrieron fuego contra los guardias de un puesto de control situado en las inmediaciones de un acceso al cuartel y, tras sortear la primera barrera, avanzaron hacia un segundo control, donde fueron detenidos por las Fuerzas de Seguridad y se enzarzaron en un intenso tiroteo. En el ataque también se produjeron hasta tres explosiones de granadas.

"Murieron cuatro terroristas y seis miembros del Ejército, entre ellos cuatro soldados, un coronel y un general de brigada", dijo un portavoz militar, Atiq Rehman.

 

Tras el enfrentamiento, que duró en torno a una hora, el Ejército aseguró tener la situación "bajo control" y haber rodeado a los dos únicos insurgentes que huyeron con vida. No obstante, el portavoz militar, Athar Abbas, admitió horas después que al menos cuatro terroristas continuaban en el complejo, en un edificio de los Servicios Secretos militares, donde tomaron como rehenes a entre 10 y 15 miembros de las Fuerzas de Seguridad, incluidos soldados y funcionarios.

Etiquetas