Despliega el menú
Internacional

ACUERDAN CREAR UN REGISTRO DE PASAJEROS

Los ministros de Interior de la UE aplazan el debate sobre el escáner corporal

Los ministros de Interior de la Unión Europea reunidos en Toledo con la presencia de la secretaria de Seguridad de Interior de Estados Unidos, Janet Napolitano, aplazaron su discusión sobre la implantación del uso de escáneres personales en su encuentro centrado en la seguridad aérea y, en su lugar, apostaron por impulsar otras tecnologías como la creación de un "gran registro europeo de pasajeros". En concreto, el ministro de Interior de España, Alfredo Pérez Rubalcaba, dijo que el uso de estos aparatos afecta a Transportes y Justicia, Naponitano señaló que "no son esenciales" y la Comisión hizo un llamamiento para "no obsesionarse".

Sobre los temas tratados en el encuentro se expresaron Rubalcaba y Napolitano en rueda de prensa posterior a éste. Allí reiteraron que la posible implantación de los escáneres corporales en los aeropuertos no fue una de los puntos discutidos porque no constaba en el orden del día.

En concreto, el ministro admitió la "polémica" generada, pero recordó que es una materia que también compete a otros Consejos como el de Justicia o Transportes, al tiempo que abogó pro esperar a conocer los informes al respecto de la Comisión Europea para adoptar una decisión conjunta. "Es un asunto que hay que abordar sin prisa y que hay otras tecnologías, pese a que dijo que en Estados Unidos "son útiles" y que se "avanza por esa vía".

Asimismo, sobre este asunto, dijo que hay que buscar un equilibrio entre la privacidad y la seguridad y que con la tecnología actual "es más fácil". Así, aseguró qúe, debido a ello, ese equilibrio se inclina ahora hacia los escáneres corporales, "pero ello no quiere decir que se requieran en otros países", manifestó.

Napolitano concretó igualmente, a preguntas de los medios, algunas de esas otras tecnologías "totalmente aparte de los escáneres corporales" como la detección de explosivos por medios de muestreos a través de la piel, dispositivos que permitan saber la composición de los metales y los líquidos o los perros que, aseguró, "son utilísimos".

Finalmente, en cuando a la posibilidad de introducir en los aviones estadounidenses policías armados a consecuencia del fallado atentado de Detroit afirmó que "de ninguna de las maneras hemos puesto policías armados en nuestros aviones", aunque afirmó que la seguridad se ha incrementado con un servicio federal de policía.

"No obsesionarse"

En este contexto, el vicepresidente de la Comisión Europea, Jacques Barrot, presente en la reunión, se comprometió a "acelerar la presentación del informe sobre el buen uso de las nuevas tecnologías, en particular de los escáneres corporales". No obstante, Barro hizo hincapié en que los escáneres no son la única respuesta: "No tenemos que obsesionarnos con ese tema, un buen registro de datos de pasajeros puede ser igual de eficaz", afirmó.

En este sentido, durante la reunión se abordaron otros mecanismos, entre los que destaca una petición a la Comisión Europea para que elabore un registro comunitario de pasajeros. "Hemos acordado que vamos a tener un PNR Europeo, que es el mejor sistema de intercambio de información a la hora de proteger los vuelos", anunció.

Acerca de las diferencias entre Estados Unidos y algunos países de la UE en materia de intercambio de información dadas las diferentes legislaciones sobre la protección de datos, Rubalcaba destacó los trabajos "para que, poco a poco, las aproximaciones del pasado se vayan superando y se vayan formando acuerdos para intercambiar datos que hasta ahora no se intercambian.

Resolución conjunta

Asimismo, el ministro anunció "una resolución conjunta de Estados Unidos y la UE centrada en la seguridad aérea". Según dijo, está basada en elementos que compartimos, como las amenazas, el modelo de vida contra el que atentan los terroristas y el marco legal de respeto a los derechos internacionales".

Esta resolución, que será estudiada en la cumbre bilateral prevista para abril de 2010, pivota sobre los objetivos de mejorar la identificación de sospechosos de suponer un riesgo para la seguridad aérea, las sustancias ilícitas que puedan portar esas personas, adaptar las medidas de seguridad a las nuevas amenazas y la cooperación internacional.

En este documento se establece que "la UE y Estados Unidos comparten la responsabilidad de evitar que los terroristas y los criminales peligrosos ejecuten, planifiquen y apoyen operaciones dirigidas a causar daño a nuestras poblaciones, incluyendo el que se pueda causar en el ámbito de la aviación, manteniendo una estricta sujeción al Estado de Derecho y observando y promocionando el Derecho Internacional, incluyendo las leyes internacionales sobre derechos humanos".

Rubalcaba también resumió otro de los puntos del día, que consistió en el debate de un documento para una estrategia de seguridad interior con la intención de que sea probado durante el presente semestre. "Se trata de tener una estrategia de seguridad exterior que no implica nuevas obligaciones para los Estados, pero que deja claro que existen amenazas globales y que los países europeos tienen una estrategia común para hacer frente a estas amenazas", explicó.

Entre las medidas contempladas también se incluye una mejora en la promoción de la investigación para elaborar mejores y más efectivas medidas de seguridad, así como fomentar la ayuda a los terceros países. Según explicó el ministro, estos "son los países que sufren el terrorismo, pero que también son origen del que sufrimos nosotros".

En cuanto a si durante la reunión se trató el tema del terrorismo de ETA, Rubalcaba indicó que no, pero recordó que el jueves por la mañana mantuvo un encuentro bilateral con su homólogo francés en el que se abordó este asunto y anunció su intención de reunirse con su colega portugués con el mismo fin. "Aunque la cooperación va bien, siempre se puede mejorar", dijo.

Etiquetas