Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

TÚNEZ

Los ministros clave de Ben Alí saldrán del Gobierno de transición tunecino

El Ejecutivo interino pide ayuda a la Interpol para detener al ex presidente y a su familia.

Los ministros del antiguo régimen saldrán de los puestos clave del Gobierno de transición tunecino, aunque el primer ministro, Mohamed Ghanuchi, permanecerá a su cabeza, según la propuesta prácticamente definitiva del presidente interino del país, Fuad Mebaza.

Este elimina del Ejecutivo a todos los ministros de peso del depuesto presidente Ben Alí, como el del Interior, Ahmed Fría; el de Exteriores, Kamel Morjani; el de Defensa, Rida Grira; el de Finanzas, Rida Chalgum, o el de Justicia, Lazar Karui. Sin embargo, mantiene a Ghanuchi y a dos ministros de menor peso que pertenecían al partido del poder del antiguo régimen -la Reagrupación Constitucional Democrática (RCD)- el de Industria, Hafif Chalbi y el de Planificación y Cooperación Internacional, Nuri Yuini.

El cambio respecto al contestado Gobierno anterior es fundamental, aunque se desconoce todavía el efecto que puede provocar en las protestas populares, que desde hace días demandan la salida de todos los ministros de Ben Alí del Ejecutivo, incluido el jefe del Gabinete.

Ghanuchi ocupó el cargo de primer ministro durante los últimos 12 años con el anterior presidente, aunque no se vio mezclado en la corrupción que corroía al régimen y se le considera en general un buen gestor, más tecnócrata que político.

Fuentes próximas a las negociaciones indicaron que la conformación del nuevo Gobierno está cerrada, pero que su anuncio no se efectuó ayer, como estaba previsto, debido a que el presidente desea contar con su aceptación formal por parte de la oposición, especialmente de la Unión General de Trabajadores Tunecinos. La dirección del poderoso sindicato UGTT, que desempeñó un papel clave en la organización de las revueltas que forzaron la salida de Ben Alí, pidió al presidente que retrasase el anuncio del nuevo Gobierno hasta una reunión que celebrará hoy.

La oposición democrática en el país no sería reticente a aceptar a Ghanuchi al frente de un Gobierno sin los principales ministros del antiguo régimen, aunque demanda que se cree un denominado Consejo Superior de Defensa de la Revolución, encargado de pilotar la transición hasta la convocatoria de elecciones libres.

Ese comité de sabios, en torno a cuya composición las negociaciones continuaban ayer, se constituiría en una especie de autoridad moral que supervisaría el respeto de las conquistas democráticas y la limpieza del proceso electoral. Entretanto, las manifestaciones que demandan la salida del Ejecutivo de los ministros del antiguo régimen, incluido Ghanuchi, continuaron por todo el país.

Por otro lado, el Gobierno tunecino decidió reducir en tres horas la duración del toque de queda nocturno vigente en el país desde antes de la huida de Ben Alí, debido a «la mejora de la situación de seguridad».

Además, el Gobierno interino ha solicitado la participación de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) en la búsqueda y captura de Ben Alí, de su esposa Leila Trabelsi y de otros miembros de su familia. La orden de arresto internacional fue anunciada por el ministro de Justicia, quien precisó que el objetivo del Gobierno es procesar al ex presidente y a su entorno familiar por «posesión de bienes» expropiados y «transferencia de divisas extranjeras al exterior».

Ayer se conoció que varias decenas de millones de francos suizos que pertenecerían al entorno del ex presidente tunecino fueron bloqueados en Suiza, según confirmó el portavoz de la Confederación Helvética, Andre Simonazzi.

Etiquetas