Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

EE. UU.

Los estados podrán vetar la explotación de crudo

Un proyecto de ley del Senado de EE. UU. incluye la extracción en alta mar pero delega la censura a los departamentos costeros.

Los senadores estadounidenses John Kerry y Joe Lieberman presentaron ayer un proyecto de ley de reforma energética que incluye las exploraciones petrolíferas en alta mar pero otorga a los estados costeros la capacidad de vetarlas.

La legislación se revisó las últimas semanas a raíz del derrame de petróleo en el golfo de México, que amenaza con convertirse en el peor desastre ecológico de la historia de Estados Unidos y ha restado apoyo a las exploraciones mar adentro.

La división medioambiental del Grupo Pew pidió el martes que se congelen las exploraciones en aguas profundas hasta que se establezcan "firmes y seguros estándares medioambientales", y adujo que lo ocurrido en el golfo de México muestra "errores significativos" en la política estadounidense.

La nueva legislación, que pretende reducir un 17% las emisiones de carbono para el año 2020 y un 80% para 2050 frente a los niveles de 2005, ha suavizado la defensa de las exploraciones petrolíferas.

El Partido Demócrata, con mayoría en el Congreso, confiaba en que la defensa de las exploraciones de crudo le ayudase a recabar apoyo entre la oposición republicana, en una estrategia que se ha visto radicalmente alterada por el accidente del Golfo.

El proyecto de ley presentado ayer concede a los estados la capacidad de rechazar proyectos de exploración que estén a 120 kilómetros de sus costas y también les permite vetar los planes de estados vecinos si demuestran que un accidente tendría "un impacto adverso significativo" en sus territorios. Aquellos estados que opten por la exploración podrán recaudar un 37,5% de los ingresos federales que se generen. En la actualidad, el Departamento del Tesoro recibe los cánones obtenidos por el Gobierno federal.

Más allá de las polémicas exploraciones petrolíferas, el proyecto dice que pretende que EE. UU., uno de los países más contaminantes del planeta, asuma un postergado liderazgo en el terreno de las energías limpias.

Mientras tanto, La empresa Petróleos Mexicanos ha enviado a EE. UU. barreras de contención para ayudar a British Petroleum a contener el vertido de crudo en el golfo de México, que está lejos de las costas mexicanas pero podría llegar a ellas en unos meses si no se logra controlarlo.

Etiquetas