Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

ALEMANIA

Las sospechas sobre el Ejército alemán llegan al Parlamento

En las últimas horas se ha sabido que un soldado caído en Afganistán murió por el disparo de un compañero, la confirmación de que el correo privado en el país asiático fue abierto y los rumores de motín en el buque escuela de la Marina.

El ministro de Defensa alemán, Karl-Theodor zu Guttenberg
Los escándalos del Ejército alemán llegan al Parlamento
AFP

El ministro alemán de Defensa, Kharl Theodor zu Guttenberg, salió al cruce de una ola de críticas por los escándalos que sacudieron esta semana al Ejército y por las sospechas de que intentó ocultar información. "Las sospechas son infames", dijo el ministro en la Cámara Baja del Parlamento alemán, donde el debate sobre un nuevo mandato de la misión en Afganistán se vio en parte eclipsado por las polémicas en el Ejército.

En pocas horas y de forma casi simultánea, Alemania se vio sacudida por el descubrimiento de que un soldado caído en Afganistán murió por el disparo de un compañero, la confirmación de que el correo privado enviado por los efectivos en el país asiático fue abierto de forma sistemática y los rumores de motín en el buque escuela de la Marina.

Guttenberg prometió "un esclarecimiento sin reservas" de los tres casos y advirtió que, de ser necesario, habrá "duras consecuencias" si se demuestren comportamientos incorrectos por parte de miembros del Ejército. Incluso Angela Merkel tuvo que dar expresamente su apoyo a Guttenberg: según su portavoz, la canciller mostró su plena confianza en que "el excepcional ministro" logre despejar las dudas y sacar las conclusiones necesarias.

La defensa del gobierno no contentó a la oposición, que critica la sucesión de problemas en el Ejército, pero también la política informativa de Guttenberg. "El ministerio no solo informó mal a la Comisión de Defensa del Parlamento, sino que además ocultó y calló una y otra vez informaciones", dijo la presidenta de la comisión, la socialdemócrata Susanne Kastner, al diario 'Berliner Zeitung'.

También el jefe de la fracción de los Verdes en la Cámara Baja del Parlamento, Jürgen Trittin, sostuvo que Guttenberg informó tarde y mal al órgano en el caso del soldado muerto en Afganistán. El ministro descartó que exista un problema de conducción en la cúpula de las Fuerzas Armadas: "Incluso si las acusaciones se muestran ciertas, con toda probabilidad estaríamos hablando entonces de faltas individuales", dijo al 'Süddeutsche Zeitung'.

Entre tanto, la fiscalía de la localidad alemana de Gera investiga ya las circunstancias de la muerte del soldado en Afganistán, cuyo cadáver apareció con un balazo tras la visita de Merkel a las tropas en Navidad, para determinar si fue un accidente y si hubo algún tipo de ocultamiento.

El buque escuela 'Gorch Fock', por su parte, está anclado en el puerto de Ushuaia, en el extremo sur de Argentina, a la espera de que un equipo de investigadores de la Marina llegue el jueves próximo desde Alemania para iniciar las investigaciones.

Se sospecha que, tras la muerte de una cadete que cayó desde un mástil en noviembre, otros aspirantes a oficial se sublevaron y denunciaron maltratos por parte de la tripulación a cargo, amenazas e incluso acoso sexual. El portavoz de la Marina, Achim Winkler, negó que pudiese hablarse de un motín. "El término es errado y exagerado" porque supone una rebelión general y este no fue el caso, dijo el capitán de fragata en Ushuaia.

Etiquetas