Internacional
Suscríbete por 1€

GEORGIA

Los donantes desbordan las previsiones de la UE y reunen 3.500 millones para reconstruir Georgia

Los donantes occidentales se han comprometido a entregar 3.500 millones de euros para ayudar a reconstruir Georgia dos meses después de su conflicto con Rusia por el control de Osetia del Sur y Abjazia, desbordando las previsiones de la Comisión Europea. Este anunció se realizó hoy en el marco de una reunión de donantes, organizada en Bruselas por la Comisión Europea y el Banco Mundial y a la que acudieron 70 países y organizaciones. Reconstruir las infraestructuras, recuperar la confianza en Georgia de los inversores extranjeros y ayudar a los refugiados ante el invierno serán algunas de las tareas a las que se destinarán las donaciones. El gobierno georgiano se ha mostrado conmovido por la magnitud de la ayuda.

La Comisión Europea reconoce que la cantidad recogida es mucho más alta de lo que se había previsto. La comisaria de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Walder, explicó que la suma incluye 2.900 millones de euros de dinero público y 600 millones de euros provenientes del sector privado. "Es mucho más de lo que habíamos pensado, y por lo tanto, creo que realmente es un día de alegría". Ferrero-Walder describió las donaciones como una cantidad impresionante, "especialmente en tiempos difíciles".

Próximas donaciones

Pero las donaciones no se quedan aquí. Se espera que las donaciones occidentales superen los 2.000 millones de euros. Algunos de los principles donantes ya habían anunciado antes de la reunión su aportación como Estados Unidos, que ha prometido un billón de dólares o los 550 millones de dólares procedentes de la Comisión Europea. La cantidad restanta se espera que provenga de los gobiernos de la Unión Europea y de los organismos internacionales como el Banco Mundial.

Por su parte, España ha ofrecido un millón de euros de ayuda para el país. Esta ayuda se centrará, especialmente en la región de Poti, donde están desplegados diez guardias civiles españoles.

En la apertura de la conferencia, el Presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, dijo que era un "imperativo moral ayudar a un vecino en necesidad" y que la política europea es más que palabras: "se trata de acciones". Barroso aseguró que al ayudar a Georgoa, un país de tránsito para la energía, la UE también se ayuda a sí misma.

El Primer Ministro georgiano, Lado Gurgenidzes, explicó que su país estaba "profundamente conmovido por la demostración de solidaridad" de los donantes. "Un momento como este, en el que muestran el apoyo, es algo que Georgia no olvidará jamás", aseguró

Refugiados e infraestructuras

Con la cercanía del invierno, se espera que la ayuda se centre en el reasentamiento de los casi 65.000 refugiados, cuyas casas fueron quemadas y saqueadas en la guerra, según informaciones de la BBC recogidas por otr/press. Pero gran parte de la ayuda será para necesidades a largo plazo como la reconstrucción de infraestructuras y el restablecimiento de la confianza de los inversores extranjeros en Georgia.

"Nuestro compromiso con los contribuyentes de todos los países es que cada euro, cada dólar, cada libra, haga a Georgia más fuerte, próspero, libre y democrático. En definitiva un país verdaderamente europeo", aseguró Gurgenidzes.

Mientras, seis dirigentes de la oposición georgiana han enviado una carta a la conferencia en la que isntan a los donantes a controlar estrictmante la asignación de fondos. Estos opositores aseguran que de este modo de garantiza que el dinero llegue a las personas desplazadas y ayude a la recuperación económica.

Etiquetas