Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

INSTINTO FRENTE A CATÁSTROFES

¿Los anfibios presienten los terremotos?

En la última semana se han producido en China dos migraciones de diminutas ranas que han desatado de nuevo el pánico en China por la teoría de que estos anfibios predicen los peligros naturales.

Niños chinos, ayer en un simulacro de seísmo en Shenyang, dos años después del de Wenchuan.
¿Los anfibios presienten los terremotos?
H. YUBAI/EFE

Hoy hace dos años que en la ciudad china de Wenchuan se registró un terremoto de 8,0 grados que dejó 87.000 muertos y desaparecidos. El seísmo llegó precedido, dos días antes, de la huída de miles de ranas, que salieron del epicentro del terremoto buscando la costa. En la última semana se han producido en China dos migraciones de diminutas ranas que han desatado de nuevo el pánico en China por la teoría de que estos anfibios predicen los peligros naturales.

La última plaga se produjo el pasado lunes en torno a un lago del distrito de Jiangning, en la ciudad de Nankín, cuando unas cien mil ranas de menos de dos centímetros de longitud invadieron las carreteras al dirigirse a la vez hacia una misma dirección, según informó ayer el diario 'Nuevo Pekín'. El pasado 5 de mayo, otra invasión de cerca de diez mil ranas en la provincia suroccidental china de Wenchuan, donde se produjo el seísmo de 2008, provocó una alarma similar entre la población.

Los expertos y sismólogos se han apresurado a negar que exista relación entre la huida de los anfibios y los movimientos sísmicos. Yang Jianjun, responsable de la administración local de sismología, recuerda que Nankín no registra ningún temblor desde el que se produjo en el año 548, de 5,2 grados de magnitud. Yang explica que sí que es cierto que antes de un seísmo ciertos animales pueden mostrar un comportamiento anormal, pero que no siempre precede a un terremoto, por lo que no se puede vincular.

Otro experto, el profesor Gao Guofu, de la Academia de Ciencias Biológicas de Nankín, señala que se trata de un fenómeno natural: "Hace dos días que ha llovido, el aire está fresco y soleado, por lo que es un buen momento para que las ranas salgan a tomar el sol". Añade Gao que, además, las ranas necesitan migrar en busca de un nuevo hábitat con alimentos cuando abandonan su fase de renacuajos.

Por si acaso, en varios colegios chinos se hicieron ayer simulacros para que los niños supieran cómo reaccionar ante un terremoto.

La capacidad de los animales de presentir los peligros naturales no se ha estudiado lo suficiente, pero sí se sabe que en seísmos en los que han perdido la vida miles de personas no se ha hallado ningún animal muerto.

Etiquetas