Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

ACTIVISTAS EXPULSADOS DE EL AAIÚN

"Hemos sido testigos de un genocidio"

Los dos activistas saharauis llegaron a Gran Canaria en el mismo vuelo en el que viajaba un grupo de periodistas también expulsados del Sahara

Isabel Terraza y Antonio Velázquez a su llegada al aeropuerto de Gran Canaria
Los activistas prosaharauis escondidos en El Aaiún llegan a Canarias
EFE

La activista catalana Isabel Terraza y el mexicano Antonio Velázquez, de la asociación Resistencia Saharaui, han aterrizado en el aeropuerto de Gran Canaria tras ser expulsados del Sahara por Marruecos. A su llegada han declarado que han sido testigos de un "genocidio" en El Aaiún.

Los dos activistas, que han aterrizado con media hora de retraso a la isla en el mismo vuelo en el que viajaban los periodistas de Antena 3 igualmente expulsados del Sahara, han solicitado ante los informadores que se produzca una "urgente intervención" del Gobierno de España y del Consejo de Seguridad de la ONU.

Antonio Velázquez ha afirmado que han sido testigos del "genocidio" del pueblo saharaui por parte de Marruecos y del desmantelamiento violento del campamento de protesta que estaba ubicado a las afueras de El Aaiún.

Ha agradecido además el apoyo y el seguimiento de los medios de comunicación ante los sucesos que se están producido en la capital administrativa del Sáhara Occidental, ya que se han sentido "abandonados" por el Gobierno de España y el de México.

Los dos activistas han relatado que han permanecido varios días escondidos en una casa y, según Terraza, ha sido "muy duro haber sido testigo de este genocidio", a lo que ha añadido que siente "rabia y dolor por la indiferencia del Gobierno de España".

Velázquez ha dicho que vieron una ambulancia llena de "muertos" y que todos los "horrores" que han visto y escuchado de la gente hasta ahora no han podido contarlos, pero que desde ya se convertirán en la "voz" del pueblo saharaui.

"Hay muchos saharauis que no pueden decir al mundo que están siendo masacrados", ha señalado Velázquez, quien ha manifestado que es preciso hacer lo posible por investigar lo ocurrido y "que no mueran" estas "historias de terror" que el mundo debe conocer.

Así mismo, ha señalado que la resistencia saharaui dispone de imágenes sobre estos hechos.

Terraza ha relatado que la noche más larga de su vida fue una en la que escucharon "muchos gritos" y "gemidos", y cómo golpeaban una puerta y sacaban a una persona. "Fue escalofriante", pues pensaron que podrían entrar a por ellos, ha indicado.

La activista también ha explicado cómo huyeron en un vehículo del campamento de protesta y que fueron testigos de cómo miles de personas caminaban por el desierto con sus niños y bebés, así como que cuando llegaron a la ciudad de El Aaiún vieron una gran humareda y "gente como loca" que protestaba por la actuación de Marruecos.

Terraza ha dicho no entender cómo la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, no condena esta intervención contra un campamento con el que se reclamaba una "vida digna" y el respeto a sus derechos.

El activista mexicano ha considerado que es necesario facilitar la celebración del referéndum de autodeterminación, porque si no se ha mostrado convencido de que habrá guerra, y que es preciso hacer presión desde los medios de comunicación y la población civil para ayudar a la causa saharaui.

Los dos activistas y el equipo de periodistas de Antena 3 fueron recibidos en el aeropuerto por un grupo de saharauis, que portaba banderas del Frente Polisario y extendió una pancarta en la que se leía "Sahara libre".

El presidente de la Federación Estatal de Instituciones Solidarias con el Sahara, Carmelo Ramírez, también acudió al aeropuerto, donde los saharauis, momentos antes de la llegada del vuelo de El Aaiún, increparon a un hombre, que según los activistas, era miembro del servicio secreto marroquí.

El supuesto agente secreto tuvo que ser protegido por varios policías nacionales hasta que pudo abandonar el aeropuerto.

Etiquetas