Despliega el menú
Internacional

COMPROMISO ELECTORAL

Londres quiere poner un límite a la inmigración

El Gobierno pretende evitar una entrada masiva de ciudadanos de fuera de la UE antes de que el límite sea definitivo en 2012.

El Gobierno del conservador David Cameron se propone poner un tope temporal al número de inmigrantes de fuera del espacio comunitario admitidos al Reino Unido antes de que se fije el próximo año un límite permanente.

La ministra del Interior, Theresa May, limitará a 24.100 la cifra de inmigrantes de fuera de la Unión Europea de aquí al próximo mes de abril, según informó ayer la BBC.

Ese tope provisional tiene como objetivo evitar que se produzca una llegada masiva de inmigrantes a este país antes de que en marzo del próximo año el tope provisional se convierta en definitivo.

Compromiso electoral

En su manifiesto electoral, el Partido Conservador se comprometió a restringir la inmigración, un compromiso que han tenido que aceptar sus socios de gobierno liberal-demócratas. Algunos políticos conservadores consideran, pese a todo, que el establecimiento de tales límites puede terminar perjudicando a la economía, como argumentan, por su parte, muchos empresarios.

La titular del Interior anunciará la nueva medida el próximo martes, cuando lanzará al mismo tiempo un proceso de consultas antes de decidir cuál será el tope definitivo. Durante la campaña para las elecciones, Cameron anunció su intención de rebajar de cientos de miles a decenas de miles la cifra de inmigrantes admitidos.

La oposición laborista acusa a los conservadores de demagogia porque en realidad muy pocos de los trabajadores admitidos vienen de fuera de Europa.

Etiquetas