Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

ESCAPE DE FUEL

Logran detener el vertido en el golfo de México

Obama amplía seis meses la moratoria sobre nuevas perforaciones petrolíferas.

El comandante de la Guardia Costera de Estados Unidos, Thad Allen, aseguró ayer que la complicada operación de sellado del pozo de British Petroleum está funcionando y, de momento, se ha frenado la fuga de crudo en el golfo de México.

"Han parado la salida de los hidrocarburos. Han podido estabilizar la salida del pozo", dijo Allen a la emisora de radio WWL. El comandante de la Guardia Costera explicó que, por primera vez desde que se hundió la plataforma petrolífera de BP el 22 de abril, no se está filtrando crudo al mar.

British Petroleum comenzó el miércoles el procedimiento para intentar sellar la fuga con la inyección de lodo y cemento, una operación que nunca se ha realizado a la gran profundidad, más de 1.500 metros, a la que está el pozo del que mana el crudo, unos 5.000 barriles diarios.

El procedimiento, conocido como 'top kill', fue autorizado por la Guardia Costera de EE. UU. el miércoles, después de que se retrasara durante varias horas debido a dudas planteadas por los científicos que asesoran al Gobierno Federal. BP ha advertido de que tardará algunos días en determinar si la operación finalmente funciona.

No obstante, el comandante de la Guardia Costera anunció ya que el vertido se ha frenado. La incógnita que planea sobre la operación es si el lodo y el cemento inyectado serán capaces de contener la salida de petróleo y gas natural. Si fuera así, explicó a la emisora, se podría sellar el pozo. "El objetivo es inyectar el suficiente lodo en el pozo como para frenar la presión de salida de los hidrocarburos, y entonces poder sellar el pozo con cemento", indicó.

Mientras, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, confirmó ayer la ampliación en seis meses de la moratoria sobre nuevas perforaciones petrolíferas en alta mar como consecuencia de la falta de avances en la contención del vertido en el golfo de México.

El presidente dijo también que el derrame es "espantoso" e insistió en que BP es responsable y opera "bajo la dirección" del Gobierno, con lo que salió al paso de las críticas por no asumir la responsabilidad de poner fin al derrame. Obama hizo esas declaraciones a la vez que dio los resultados de un informe encargado hace un mes para determinar los motivos de la explosión de la plataforma Deepwater Horizon.

El presidente reconoció su "frustración" por el derrame de crudo y anunció una extensión de seis meses de la moratoria para realizar nuevas perforaciones petrolíferas en aguas profundas. También defendió la respuesta al desastre por parte de la Casa Blanca, que ha sido criticada por una reacción lenta. "Si la pregunta es si lo estamos haciendo todo perfectamente, la respuesta es no, absolutamente, siempre podemos hacerlo mejor", dijo Obama.

Etiquetas