Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

CONFLICTO EN EL AAIÚN

Llevan a comisaría a tres periodistas de la Ser

Marruecos anuncia a los tres informadores españoles que serán expulsados por suponer un riesgo para la seguridad.

Ángel Cabrera y Angels Barceló informan desde El Aaiún, ayer.
Llevan a comisaría a tres periodistas de la Ser
EFE

Fuerzas policiales marroquíes localizaron y condujeron ayer a comisaría a los tres integrantes de un equipo de la Cadena Ser que había conseguido acceder a El Aaiún durante la madrugada e informar sobre la situación en la ciudad a lo largo de toda la jornada, según informaron fuentes de la emisora.

La Ser explicó que no era una detención como tal, "sino que les fueron a buscar al hotel unos policías marroquíes para llevarles a la comisaría con el fin de hacerles unas preguntas" y aseguró que los tres periodistas "están bien y tranquilos" y el trato recibido hasta ahora era "correcto", tal y como contaron ellos mismos a través del teléfono móvil, que llevan consigo.

El equipo, integrado por Angels Barceló, Nicolás Castellano y Ángel Cabrera, había conseguido quebrantar el bloqueo informativo levantado por Marruecos, que no ha permitido el acceso a informadores internacionales en los últimos días, especialmente desde el lunes, cuando sus fuerzas policiales desmantelaron el campamento de protesta instalado en el Sahara Occidental.

Funcionarios del Gobierno de Marruecos informaron a los tres periodistas de la Cadena Ser que serán expulsados de El Aaiún por suponer "un grave riesgo para el orden público y para la seguridad nacional", según ha relatado esta noche Angels Barceló en los micrófonos de esta emisora.

El PSOE pidió a Marruecos a través de su secretaria de Política Internacional y Cooperación, Elena Valenciano, la "inmediata liberación" de los periodistas. Asimismo, los socialistas reiteraron su "firme petición" al Gobierno de Marruecos para que "abra" El Aaiún a los medios de comunicación y se respete su derecho a informar.

Por otro lado, varios parlamentarios, encabezados por el senador de Izquierda Unida Joan Josep Nuet, están organizando un viaje a El Aaiún para comprobar in situ las consecuencias del desalojo por parte de Marruecos del campamento saharaui, después de que esta semana no hayan podido ir al estar cerrado el espacio aéreo.

Nuet explicó que tanto él como el senador de ERC Miquel Bofill y la diputada de la Asamblea regional de Madrid Lali Vaquero (IU) intentaron hace tres días viajar a El Aaiún desde Las Palmas de Gran Canaria, pero ningún avión civil despegaba con ese destino al estar restringido el tráfico aéreo solo para uso militar.

Además, el pleno del Congreso tendrá la oportunidad de condenar el "desalojo violento" del campamento saharaui y "la represión posterior hacia los activistas saharauis por parte del reino de Marruecos", así como de reclamar la celebración de un referéndum de autodeterminación en la ex colonia española. Estos son dos de los puntos de la moción que ICV registró ayer en la Cámara Baja y que no se podrá votar hasta el próximo 30 de noviembre.

Etiquetas