Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

GUERRA EN ORIENTE PRÓXIMO

Llamamiento internacional a conseguir una paz duradera en Gaza

"Estamos convencidos de que la paz no es imposible y que tenemos la obligación moral de conseguirla", afirmó el jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que partició en la cumbre.

Los doce líderes internacionales que se reunieron en Egipto coincidieron en la necesidad de consolidar las primeras señales de paz que surgen desde Gaza y comprometer a la comunidad internacional en la búsqueda de una solución definitiva al problema palestino.

"Creo ver un camino claro hacia la paz, y los líderes de la región también lo pueden ver", afirmó el primer ministro británico, Gordon Brown, uno de los participantes en la cumbre que reunió en esta ciudad a líderes de Oriente Próximo y de Europa.

La conferencia fue convocada por el presidente egipcio, Hosni Mubarak, con el fin de reforzar los esfuerzos internacionales para alcanzar la paz en la franja palestina de Gaza y comenzar a programar acciones en favor de la reconstrucción de ese territorio.

La cumbre, que duró unas dos horas, se celebró un día después de que Israel anunciara una tregua unilateral en Gaza y que el movimiento palestino Hamás declarara un alto el fuego de una semana para dar tiempo a las tropas israelíes a retirarse de la Franja.

"Estamos convencidos de que la paz no es imposible y que tenemos la obligación moral de conseguirla", afirmó el jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

Además de Brown, Zapatero y el anfitrión participaron en la cumbre los jefes de Estado y de Gobierno de Francia, Alemania, Turquía, Jordania, Italia y la República Checa.

También asistieron los secretarios generales de la ONU, Ban Ki-moon, y de la Liga Árabe, Amr Musa, así como el presidente de la Autoridad Nacional Paletina (ANP), Mahmud Abás. "Es necesario continuar nuestros esfuerzos para consolidar el alto el fuego y garantizar la retirada de las tropas israelíes", afirmó el anfitrión de la cumbre, el presidente egipcio.

La cumbre se celebró en esta ciudad costera de la península de Sinaí, lugar preferido por Mubarak para recibir a dignatarios extranjeros.

Desde que Israel comenzó a atacar Gaza, el 27 de diciembre, Egipto se ha involucrado a fondo para conseguir un cese de las hostilidades, aunque la propuesta de paz presentada el 6 de enero pasado no fue aceptada por las partes.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, recordó era su segunda visita a Oriente Medio desde que Israel lanzó sus ataques contra Gaza, y comparó las dos situaciones que se ha encontrado. Si en su anterior viaje sólo se oía "el lenguaje de las armas", ahora se habla de tregua. "Este es el comienzo de nuestro viaje. Debemos continuar y acelerar nuestros esfuerzos", insistió el presidente francés.

Mubarak anunció que Egipto será sede de otra cumbre internacional, aún sin fecha, para coordinar la reconstrucción de la franja de Gaza, y en la que también se espera seguir avanzando hacia una solución final. "Una paz comprensiva y un Estado palestino independiente es la solución para conseguir la estabilidad en la región", dijo Mubarak. "Todos buscamos una paz que pueda conseguirse, una paz duradera", afirmó también Sarkozy.

La canciller alemana, Angela Merkel, insistió asimismo en conseguir que el alto el fuego en Gaza "sea permanente", y, al igual que otros líderes europeos, ofreció la asistencia de su país para evitar el contrabando de armas hacia Hamás.

Los líderes reunidos no anunciaron grandes decisiones sobre Gaza, aparte de respaldar los esfuerzos de paz. Los dirigentes europeos, tras concluir su reunión en Sharm el Sheij, se dirigieron a Israel con el fin de continuar sus gestiones. "El alto el fuego tiene que consolidarse, con el apoyo total de la comunidad internacional", afirmó el secretario general de la ONU.

Ban dijo que, por un lado, Hamás debe poner fin al lanzamiento cohetes contra Israel, y este país debe mostrar una "moderación extrema para que la tregua sea sostenible". "La situación es todavía volátil", insistió.

El secretario general de la ONU se refirió también a la necesidad de que los palestinos superen sus actuales divisiones. "No podemos seguir así", agregó Ban, mientras, a su lado, Abás hacía gestos asentimiento.

Etiquetas