Despliega el menú
Internacional

ORIENTE PRÓXIMO

Las facciones palestinas aceptan una propuesta de Egipto para pactar una tregua con Israel

Algunos grupos dicen, sin embargo, que se reservan el derecho a responder a posibles ataques israelíes.

Las facciones palestinas --incluidas las dos principales, Hamás y Al Fatá-- reunidas en El Cairo con las autoridades egipcias han aceptado una propuesta de Egipto para pactar una tregua con Israel cuya aplicación comenzaría en la Franja de Gaza para luego llevarse también a cabo en Cisjordania, aunque varios grupos se mostraron ambiguos respecto a su respaldo a la idea de la tregua y algunos dijeron que se reservaban el derecho a responder a los ataques israelíes.

Según un alto funcionario egipcio citado por la agencia de noticias oficial egipcia, MENA, "todas las facciones palestinas se han puesto de acuerdo en la propuesta egipcia sobre una tregua con Israel". Esta propuesta, continuó, incluye una "tregua amplia, recíproca y simultánea, implementada en un marco gradual y comenzando en la Franja de Gaza para luego pasar a Cisjordania".

La agencia explicó que esta propuesta forma parte de un plan más extenso que finalmente debe culminar con la suspensión del bloqueo que Israel, con ayuda de Egipto, ha impuesto a la Franja desde el pasado mes de junio.

Dentro del plan también se incluyen medidas para conseguir la reconciliación de Al Fatá --que gobierna en Cisjordania y que representa a la Autoridad Palestina-- y Hamás --que gobierna 'de facto' en Gaza--.

El Cairo invitó a doce grupos palestinos a reunirse para alcanzar un consenso respecto a una propuesta para un alto el fuego. Esta iniciativa surgió de los contactos entre Egipto y Hamás en el marco de los esfuerzos para acabar con una violencia que pone en peligro las conversaciones entre Israel y la Autoridad Palestina.

Israel ha matado a miembros de Hamás en Gaza y Cisjordania, mientras que este movimiento palestino, entre otros, ha disparado numerosos cohetes contra el territorio israelí, y ambas partes alegan que lo hacen para defenderse de los ataques del contrario. Hoy mismo, un miliciano palestino murió en Rafá (Franja de Gaza) a causa de un ataque israelí con misiles que además dejó heridas a tres personas, entre ellas un niño, según informaron fuentes médicas.

Hamás saludó la noticia sobre el acuerdo alcanzado en El Cairo y dijo que las demandas de los palestinos para que se levante el bloqueo y se abran los pasos fronterizos deben ser satisfechas. A su juicio, este acuerdo "pone la pelota en el tejado de Israel".

Opiniones de las distintas facciones

Las distintas facciones palestinas expresaron durante el encuentro sus puntos de vista sobre la iniciativa de Egipto. Talal Nagy, miembro del Frente Popular para la Liberación de Palestina-Mando General, dijo que su grupo está "a favor de la tregua, con la condición de que sea equilibrada, recíproca, igual y amplia, que incluye a Gaza y también a Cisjordania".

Por su parte, Ghazi Hussein, del pequeño grupo Saiqa, expresó una opinión similar a la de Nagy pero matizó que eso no significa que su movimiento vaya a "poner fin a la resistencia frente a la ocupación israelí".

Más claros fueron este martes los combatientes de Yihad Islámica, que aseveraron que habían pactado una tregua con Israel que empezaría en la Franja pero que se reservaban el derecho a responder ante posibles ataques israelíes en Cisjordania.

Otra facción, los Comités de Resistencia Popular, señalaron a través de su portavoz, Abu Mujahed, que, a pesar de sus "reservas", habían "dado una oportunidad a la labor egipcia para suspender el bloqueo y acabar con la agresión" israelí.

Por último, un destacado miembro del Frente Popular para la Liberación de Palestina, Rabah Mhana, declaró a la agencia Reuters que su grupo no constituiría un obstáculo para el logro de un consenso entre los palestinos, pero advirtió de que la aplicación de una tregua mientras continúa la ocupación israelí puede ser perjudicial.

Reacción de Israel

Mark Regev, portavoz del primer ministro israelí, Ehud Olmert, reaccionó a la consecución del acuerdo diciendo que, "para que la calma sea sostenible y real", el texto debe incluir tres "elementos esenciales": "la ausencia total de fuego hostil desde Gaza hacia Israel, el fin de los ataques terroristas y el fin del tráfico ilegal de armas". "Si esto ocurriese, mañana podríamos lograr la calma", añadió.

Anteriormente, Israel había desestimado una oferta de tregua por parte de Hamás por sospechar que se trataba de una estratagema de la milicia palestina para ganar tiempo y prepararse para proseguir con los enfrentamientos. No obstante, dijo que si los milicianos dejasen de lanzar misiles a través de la frontera, Israel no tendría motivos para atacar la Franja de Gaza.

El Estado hebreo retiró sus tropas y a sus colonos de la Franja en 2005, pero aún controla sus fronteras y ha aumentado las restricciones desde que el año pasado Hamás se hizo con el control de la zona.

Mientras las facciones palestinas intentan ponerse de acuerdo, de forma paralela se desarrolla el proceso de paz entre israelíes y palestinos. En este contexto, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, se reunió en Jordania con el rey de este país, Abdalá II, para hablar sobre el proceso de paz en Oriente Próximo. "Los dos líderes dialogaron sobre el proceso de paz y las vías para hacer progresos hacia los objetivos establecidos en la conferencia de Annapolis", resaltó un comunicado de la oficina del primer ministro.

Etiquetas