Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

rusia

Las dos 'Rusias' se sientan ante el juez en el juicio al hombre más rico del país

Un tribunal de Moscú comenzará hoy la lectura de la sentencia contra Jodorkovski.

MOSCU. Las dos 'Rusias', una que aboga por la lucha sin cuartel contra los oligarcas y otra partidaria de una Justicia independiente, se sientan en el banquillo en el segundo proceso abierto contra el encarcelado magnate petrolero Mijaíl Jodorkovski.

"Lo tendrán en la cárcel hasta 2012 (año en que se celebrarán elecciones presidenciales). Y a partir de ese año, ¿quién sabe lo que pasará?", aseguró ayer Inna, esposa del magnate, fundador de la petrolera Yukos y antaño el hombre más rico del país.

El juicio ha dividido también a los dirigentes rusos, ya que el primer ministro, Vladímir Putin, ha condenado ya a Jodorkovski antes de que el tribunal dicte sentencia, mientras que el presidente, Dmitri Medvédev, ha pedido que no se presione al juez.

Una víctima política

Cada vez más rusos creen que Jodorkovski, que amasó su fortuna tras la caída de la Unión Soviética durante la oscura privatización de los activos estatales, es víctima de un "proceso político", como lo definió el veterano líder liberal Grigori Yavlinski.

Opositores, escritores, rockeros, activistas y numerosos Gobiernos occidentales se han dirigido al Kremlin en defensa de Jodorkovski, cuya caída en desgracia coincidió con su decisión de financiar a la oposición a Putin a principios de siglo.

"Para mí era evidente ya con el primer caso en 2003, cuando yo era primer ministro, que las acusaciones son fabricadas. Y el segundo caso es un vergonzoso espectáculo político y una farsa", aseguró el opositor Mijaíl Kasiánov, ex primer ministro en el primer mandato presidencial de Putin (2000-2004).

Los rockeros rusos denunciaron en su carta al Kremlin que "ser condenado dos veces por lo mismo no está del todo bien", mientras los escritores de San Petersburgo advirtieron al Kremlin en una carta abierta que "un veredicto injusto no solo supondría un revés para los acusados, sino que sería un obstáculo en el camino hacia una sociedad y una economía robustas".

Esa no es la opinión de Putin, que acusa a Jodorkovski de tener la conciencia manchada de sangre, ya que el jefe de seguridad de su petrolera Yukos es acusado de varios asesinatos, declaraciones por las que fue acusado de presionar a los tribunales.

El encarcelado magnate aseguró que la corrupción se ha multiplicado por diez con Putin.

Etiquetas