Despliega el menú
Internacional

ACUSAN DE CENSURA

La prensa italiana protesta contra la 'ley mordaza'

La norma promovida por el Gobierno de Berlusconi limita el uso de las escuchas en las investigaciones y castiga su publicación.

Varios periódicos italianos publicaron ayer algunos espacios en blanco para protestar contra la denominada 'ley mordaza' que el Senado aprobó ayer y cuyo objetivo es poner límites a la utilización de las escuchas telefónicas en las investigaciones judiciales e impedir su publicación.

El diario 'La Repubblica', por ejemplo, que lleva semanas dando amplio espacio al debate sobre la nueva ley, abrió su edición de ayer con una página en blanco en la que únicamente se leía: 'La ley mordaza niega a los ciudadanos poder ser informados".

Otro de los principales periódicos del país transalpino, 'La Stampa', dejó en blanco la columna de Massimo Gramellini en portada, así como el espacio humorístico en la tercera página de Riccardo Barenghi, para "acostumbrarse a cuando la ley sobre las escuchas impida afrontar los temas que nutren siempre las piezas de sátira y costumbre".

Este mismo rotativo publicó una entrevista con el fiscal adjunto de Milán, Armando Spataro, que advierte de que de aprobarse finalmente la ley sobre las escuchas se pondría en riesgo la seguridad de los ciudadanos.

Asimismo, Spataro señaló que el argumento de defensa de la privacidad que esgrime el Ejecutivo de Silvio Berlusconi para defender la 'ley mordaza' es solo "un caballo de Troya para justificar otras acciones inaceptables".

Por su parte, 'Il Fatto quotidiano' asegura estar de luto por el "golpe mortal infligido a la libertad de los ciudadanos expropiados del derecho inalienable a la información".

El canal de información de la televisión por cable SkyTg24 colocó en uno de los ángulos de la pantalla una banda negra en señal de luto que rezaba: "Contra la ley mordaza de las interceptaciones".

Por su parte, la Federación Nacional de la Prensa Italiana (FNSI en sus siglas en italiano) ha convocado una huelga del sector para el próximo 9 de julio, que se convertirá en una jornada de "silencio informativo".

La nueva norma, que todavía tiene que superar el examen de la Cámara de los Diputados, autoriza la utilización de escuchas telefónicas solo en el caso de delitos castigados con más de cinco años de cárcel, incluida la corrupción. La duración de las escuchas solo puede ser de 75 días, que se podrán prorrogar de tres en tres días.

Hasta un mes de cárcel

En cuanto a las multas, los periódicos que publiquen de modo textual las escuchas se enfrentarán a sanciones de hasta 300.000 euros. Esta pena será de hasta 450.000 euros si las escuchas que se publican atañen a personas extrañas a los hechos. Asimismo, los periodistas que incumplan la ley podrán ser condenados a un mes de cárcel o a una sanción de hasta 10.000 euros si publican las escuchas durante investigaciones o actos que estén bajo secreto.

Por otro lado, los magistrados deberán advertir a la diócesis si quien es escuchado es un sacerdote, mientras que si es un obispo, será necesario avisar a la secretaría de Estado del Vaticano.

La ley sobre las escuchas, que ha levantado una fuerte polémica en Italia y las críticas de la oposición y de los medios, fue avalada el jueves por el Senado en una agitada sesión, después de que el Gobierno planteara una cuestión de confianza para su aprobación, evitando así el debate de enmiendas y el parlamentario. La norma tuvo 164 votos de respaldo y 25 en contra.

Los partidos de la oposición rechazaron tanto la norma como la decisión de someterla a una votación de confianza. Así, los senadores del Partido Demócrata (PD) abandonaron la sala y no participaron en la votación, mientras que los de Italia de los Valores (IDV), que habían pasado la noche en la Cámara Alta en señal de protesta, fueron expulsados del aula por intentar obstruir la sesión. Aun con todo, en el momento de la votación, los senadores de IDV fueron readmitidos en el aula.

"Con esta ley queréis esconder vuestros negocios, el uso privado de los recursos públicos y tutelar vuestra privacidad", denunció la presidenta del grupo parlamentario del PD, Anna Finocchiaro.

Ahora la ley deberá pasar a la Cámara de los Diputados, donde probablemente encajará un nuevo 'sí', después de que la cúpula del partido gubernamental Pueblo de la Libertad, que goza de mayoría en este hemiciclo, fijara a principios de esta semana que el texto deberá aprobarse tal y como salga del Senado.

Etiquetas