Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

RESPUESTA CONJUNTA

La UE pone condiciones para ayudar a Obama con los presos de Guantánamo

La presidencia checa destaca que la decisión final la tomará cada Estado y reconoce que "a nadie le entusiasma" la idea de acoger a presos del penal en Cuba.

Los ministros de Exteriores de Luxemburgo, Jean Asselborn y de Finlandia, Alexander Stub, conversan con Javier Solana
La UE pone condiciones para ayudar a Obama con los presos de Guantánamo
EFE

La Unión Europea se mostró partidaria de estudiar "una serie de cuestiones políticas, legales y de seguridad que requieren" más consultas y que atañen a la posibilidad de que los Estados miembros acojan en su territorio a algunos de los 250 detenidos en el penal de Guantánamo de cara a su cierre, según el ministro de Asuntos Exteriores checo --país que preside la UE este semestre--, Karel Schwarzenberg. Después de una reunión de los representantes de Exteriores de los países miembros, Schwarzenberg destacó que "a nadie le entusiasma" la idea de acoger a presos del penal en la isla de Cuba, y que la última palabra la tendrán los Gobiernos de cada Estado. A pesar de todo, varios países destacaron la importancia de ayudar al presidente Barack Obama para cerrar Guantánamo.

"Los ministros de Justicia e Interior tendrán que estar implicados en el asunto", destacó Schwarzenberg, cuyo país preside este semestre la presidencia de turno de la UE. Los ministros volverán otra vez a la cuestión cuando algunos de los elementos se hayan clarificado más" incluidos asuntos como qué tipos de presos se acogerían o su estatus final. Schwarzenberg reconoció que aunque "la cuestión de si los Estados miembros podrían aceptar acoger a antiguos detenidos es una decisión nacional", los veintisiete "han convenido en lo deseable de una respuesta política común y, por tanto, han decidido explorar la posibilidad de una acción coordinada europea".

El titular de Exteriores checo reconoció que aunque "a nadie le entusiasma" la idea de acoger a presos y que antes de que cada Estado miembro se pronuncie "hay que aclarar muchas cosas", los veintisiete analizaron "si hay maneras en las que pueden asistir a Estados Unidos", teniendo en cuenta los intereses compartidos en la lucha contra el terrorismo, los Derechos Humanos y el Estado de Derecho. "Todos hemos celebrado estas decisiones de la nueva administración estadounidense para el cierre de Guantánamo y contra el uso de la tortura, que ofrecen una oportunidad para reforzar la cooperación trasatlántica frente al terrorismo", agregó.

Problema con las Legislaciones

Por otro lado, el ministro checo reconoció que las dificultades estriban en las diferentes legislaciones que existe en cada país miembro. "Hemos visto durante la discusión la situación legal en los diferentes Estados miembros. En algunos Estados no sería legalmente posible aceptar algunos de los detenidos en Guantánamo. No habría posibilidad legal. Esto hay que resolverlo para poder expresar un punto de vista más claro y una posición común", explicó Schwarzenberg. En cualquier caso, subrayó que "la primera responsabilidad para cerrar Guantánamo reside en Estados Unidos". "No ha habido una petición oficial a la Unión Europea" para acoger presos y además consideró que "no es una cuestión que se pueda resolver en semanas o meses". "Nadie estaba entusiasmado. Debido a la situación legal en los diferentes países no podemos dar una respuesta rápida", concluyó.

Por su parte, la comisaria de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, recalcó que el debate de los veintisiete responde al hecho de que todos celebran las decisiones impulsadas por Obama para suspender por un plazo de 120 días los juicios en comisiones militares y su posterior orden ejecutiva para cerrar el penal en un año. Ferrero-Waldner subrayó que la contribución individual de los Estados miembros para cerrar el penal acogiendo a algunos de los detenidos "es una cuestión que compete a los Estados miembros de la UE individualmente". No obstante, reconoció que a nivel europeo convendría impulsar "una especie de plataforma europea para una respuesta común".

Mientras, países comunitarios como Portugal, España, Francia, Irlanda y Finlandia se han mostrado en principio favorables a estudiar la acogida de presos caso por caso, otros como Austria o Alemania se han opuesto a tal posibilidad. En el caso alemán el ministro de Asuntos Exteriores, Frank Walter Steinmeier aludió a la "credibilidad" de la UE para defender la acogida de presos pero el titular de Interior, Wolfgang Schaüble, rechaza tal posibilidad. Por su parte, Reino Unido no ha cerrado la puerta a futuras acogidas pero ha considerado que ya ha hecho "una contribución significativa" al cierre de Guantánamo al haber acogido ya a nueve nacionales británicos y otros tres de cinco residentes de Reino Unido detenidos en el penal.

Por su parte, el jefe de la diplomacia portuguesa, Luis Amado, a su llegada a la reunión de Bruselas, defendió que los Veintisiete tiene que dar "una señal clara" de apoyo a Estados Unidos para resolver el problema del cierre de Guantánamo. "Desde mi punto de vista, seria bueno que Europa y algunos Estados europeos pudiesen dar una señal clara de implicación directa en la negociación de una situación compleja". Amado aclaró que "se trata de acoger un conjunto limitado y restringido de prisioneros que no tienen acusación formada, que no fueron acusados y que los Estados Unidos tienen hoy dificultades para colocarlos", en definitiva podría ser un modelo como el usado en 2002 para acoger palestinos, en el ámbito del acuerdo entre la Unión Europea e Israel.

Etiquetas