Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

POR SEGUNDA VEZ EN POCOS DÍAS

La Policía de Nueva York evacúa Times Square por un paquete sospechoso

La Policía de Nueva York evacuó hoy una amplia zona de la céntrica plaza de Times Square, como medida de precaución después de haber localizado un paquete sospechoso, según detallaron canales de televisión locales.

Esa plaza, que a las 13.15 hora local (17.15 GMT) se encontraba totalmente vacía entre las calles 44 y 47, es la misma en la que el pasado fin de semana se trató de acometer un atentado con la colocación de un coche bomba que finalmente no llegó a estallar.

Por el momento, las autoridades no han ordenado la evacuación de los edificios de la zona, mientras investigan el contenido de un paquete sospechoso situado a la altura de la calle 46 y que podría tratarse de una fiambrera o de una pequeña nevera portátil colocada frente al hotel Marriott Marquis, según apuntaron medios locales.

Las cámaras situadas en Times Square, cuyas imágenes pueden verse por internet, muestran cómo una gran parte de la concurrida plaza se encuentra totalmente vacía y cercada por vallas colocadas por la policía neoyorquina, ante las que, como ya ocurriera el sábado, se agolpan los curiosos.

La evacuación se produce en un estado de máxima alerta en Nueva York, después de que el pasado fin de semana se encontrara aparcado en esa misma zona un vehículo con tres bombonas de propano y dos de gasolina, así como relojes con pilas, cables y material pirotécnico, que jamás llegó a estallar.

Las autoridades detuvieron dos días después al estadounidense de origen pakistaní Faisal Shahzad como sospechoso de haber colocado el coche bomba.

Shahzad se encontraba ya en un avión en el aeropuerto JFK con destino a Pakistán, con escala en Dubai, cuando fue aprehendido por las fuerzas de seguridad.

Esta misma mañana, según publica la web del New York Times, la policía neoyorquina ya había acudido a Times Square después de que un vendedor callejero alertara de la presencia de una bolsa abandonada en la calle 45 con la Octava Avenida, a una manzana del centro de la conocida plaza.

Agentes especiales de la Policía examinaron el paquete y descubrieron que sólo contenía una camisa, calcetines, un cepillo de dientes y varios bolígrafos.

Esa falsa alarma fue la séptima a la que se han enfrentado las fuerzas de seguridad de Nueva York desde el fallido atentado del pasado sábado, debido a que los transeúntes prestan más atención a los paquetes u objetos sospechosos que aparecen en las calles de la ciudad.

Etiquetas