Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

AFGANISTÁN

La OTAN apoya el diálogo con los talibanes

Anders Fogh Rasmussen, secretario general de la OTAN, asegura que no se frenaran las acciones militares llevadas a cabo en la zona. El gobierno afgano reconoce haber negociado para llegar al final de la violencia en el país.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen
La OTAN apoya diálogo con los talibanes
EFE

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, ha respaldado el diálogo con los talibanes en el marco del proceso de reconciliación en Afganistán, pero ha dejado claro que la Alianza no frenará sus operaciones militares por ello. "Creo que el mejor modo de facilitar la reconciliación es mantener la presión militar sobre los talibanes", ha asegurado Rasmussen en una rueda de prensa.

El Gobierno afgano ha reconocido en los últimos días negociaciones con los talibán para intentar buscar un final dialogado de la violencia en el país. El secretario general de la OTAN ha defendido ese "proceso de reconciliación liderado por los afganos" y ha asegurado que la Alianza está dispuesta a ofrecer "asistencia práctica" para facilitarlo si así se lo solicita Kabul.

Además, ha subrayado que en ese proceso deben cumplirse "ciertas condiciones" y garantizarse que quienes participan en el diálogo deben "respetar la constitución democrática afgana, los derechos humanos -incluidos los derechos de la mujer- y abandonar las armas".

En la misma línea, Estados Unidos ha defendido las negociaciones, ha dicho estar al corriente de ellas y se ha mostrado dispuesto a participar en ellas en apoyo de las autoridades afganas. "Siempre hemos reconocido que la reconciliación tiene que ser parte de la solución y haremos todo lo que podamos para apoyar ese proceso", ha explicado en una rueda de prensa el secretario de Defensa, Robert Gates.

Según el responsable estadounidense, Washington ha pactado con el gobierno afgano un compromiso de "transparencia" en el proceso. "Sabemos lo que están haciendo, ellos saben lo que hacemos y conocen nuestros requisitos", ha explicado.

Preguntado por el escepticismo con el que hace pocos meses EE. UU. veía el diálogo con los talibán, Gates ha opinado que "cuando las oportunidades se presentan, merece la pena explorarlas" y ver si pueden traer avances a corto plazo o servir para construirlos en el futuro, aunque sea difícil.

En esa misma comparecencia, la secretaria de Estado, Hillary Clinton, ha dejado claro que la "reconciliación es un proceso muy complejo que apenas está empezando" y que es pronto para saber si dará resultados. En paralelo, ha asegurado que la "reintegración" se "está acelerando", con un número cada vez mayor de combatientes dispuestos a abandonar las armas y romper sus vínculos con los talibán, Al Qaeda y la insurgencia.

Al mismo tiempo, Clinton ha subrayado "el progreso que se está logrando sobre el terreno", tal y como muestran varios informes y el repaso de la situación ofrecido en los últimos días por el jefe militar estadounidense en Afganistán, el general David Petraeus. Por su parte, Rasmussen ha alabado el compromiso de los países en Afganistán a pesar de la difícil situación presupuestaria de muchos de ellos.

"Han tenido que hacer frente a fuertes recortes, pero muchos han decidido aumentar su contribución en Afganistán", ha recordado.

Etiquetas