Despliega el menú
Internacional

ZIMBABUE

La oposición forja un gran pacto, a la espera del escrutinio en Zimbabue

Las elecciones generales se celebraron el 29 de marzo pasado, pero, aunque ya se conocen los resultados provisionales de los comicios parlamentarios, no se ha difundido ni un sólo dato de las presidenciales que hubo simultáneamente.

Las autoridades electorales de Zimbabue anunciaron que esta semana esperan dan a conocer los datos de los comicios presidenciales de hace un mes, pero, de momento, la oposición anunció una alianza parlamentaria sin precedentes.

Las elecciones generales se celebraron el 29 de marzo pasado, pero, aunque ya se conocen los resultados provisionales de los comicios parlamentarios, no se ha difundido ni un sólo dato de las presidenciales que hubo simultáneamente.

En una entrevista con la radiotelevisión oficial, el presidente de la Comisión Electoral, George Chiweshe, anunció que ya ha quedado completado el recuento de 23 circunscripciones cuyos datos habían sido puestos en duda inicialmente.

Según Chiweshe, a partir de este martes serán invitados los candidatos presidenciales que compitieron en los últimos comicios, o sus representantes, para verificar los datos de la votación y agregó que se espera completar el proceso en tres días. Pero sólo se conocerán los datos finales del escrutinio hasta que quede completado ese proceso de verificación, añadió Chiweshe.

El recuento de 23 de las 207 circunscripciones en las que se votó el 29 de marzo fue pedido por el gobernante ZANU-PF y por el opositor Movimiento para el Cambio Democrático (MDC), aunque la mayoría de los recursos fueron presentados por el grupo en el poder.

El recuento no ha arrojado grandes variaciones en lo que se refiere a la votación para conformar el nuevo Parlamento, que estará dominado por la oposición.

El ZANU-PF ha perdido la mayoría

Aunque la Comisión Electoral dijo que el recuento estaba cerrado, hasta este martes no se conocerán los restos definitivos, pero lo informado hasta ahora es suficiente para confirmar que el ZANU-PF ha perdido la mayoría que tenía en el Parlamento desde hace 28 años.

"Para ser presidente tienes que tener el control del Parlamento. (Robert Mugabe) ha perdido, por lo que ya no puede ser presidente de Zimbabue", afirmó en una rueda de prensa a las afueras de Johannesburgo el presidente del MDC, Morgan Tsvangirai.

El MDC había convocado la rueda de prensa para informar que las dos facciones de ese partido han forjado una alianza parlamentaria para trabajar conjuntamente, con una agenda común.

"Hemos decidido trabajar conjuntamente y combinar nuestras fuerzas, por lo que el Parlamento está ahora controlado por nosotros", afirmó Tsvangirai, que estaba acompañado por Arthur Mutambara, líder de una facción disidente del MDC.

El partido se había escindido a raíz de unas elecciones para designar nuevos senadores a fines de 2005. Mantenían algunas posiciones irreconciliables e inclusive fueron por separado en los comicios presidenciales del 29 de marzo.

Pero con los últimos comicios, las dos facciones del MDC reúnen 109 diputados, frente a los 97 del gobernante ZANU-PF. En el Senado, con menos funciones que la cámara baja, Gobierno y oposición se reparten a partes iguales los escaños,

En los comicios presidenciales del 29 de marzo, la facción de Mutambara apoyó al candidato presidencial independiente y ex ministro de Finanzas Simba Makoni.

Fuerte oposición

En sus declaraciones a los periodistas, Tsvangirai y Mutambara insistieron en que el acuerdo anunciado coloca en la oposición al régimen de Robert Mugabe, en el poder desde 1980.

"Las dos formaciones del MDC trabajarán conjuntamente contra el régimen de Mugabe y su partido, ZANU-PF, que pasa ahora a la oposición", dijo Mutambara.

El MDC sostiene que Tsvangirai ganó las elecciones presidenciales, con el 50,3 por ciento de los votos, frente al 43,8 por ciento que atribuye a Mugabe, según los datos expuestos en las actas electorales a la salida de los centros de votación.

Ni Tsvangirai ni Mutambara quisieron aclarar si el acuerdo anunciado hoy implica que las dos facciones habían decidido su reunificación total, y tampoco por qué no pudieron alcanzar un pacto parecido antes de las elecciones presidenciales.

"Las circunstancias definen los comportamientos", dijo Tsvangiarai. "Lo importante es que a partir de ahora tendremos un grupo parlamentario y una misma agenda", insistió.

Los dirigentes políticos dijeron que su alianza parlamentaria está abierta a quien quiera sumarse a ella, incluido el partido gobernante.

Mutambara agregó que decenas de legisladores electos de ZANU-PF ya han anunciado que se pasarán a la oposición, algo que no ha sido confirmado independientemente.

Etiquetas