Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

ITALIA

La oposición arremete contra Berlusconi, que intervino con insultos en televisión

El primer ministro italiano llama «prostíbulo televisivo» al programa 'El Infiel' en el que entró en directo.

La oposición italiana arremetió ayer contra el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, tras la intervención televisiva que protagonizó el lunes por la noche durante la emisión del programa 'L'Infidele' ('El Infiel'), en el que se abordaba el último escándalo sexual que le rodea.

Los partidos contrarios al jefe del Ejecutivo, quienes han pedido en repetidas ocasiones durante los últimos días su dimisión por el caso Ruby (la joven marroquí que acudió a sus fiestas cuando era menor), alzaron ayer su voz contra lo que consideran un acto «intimidatorio» que ha superado todo límite.

La oposición reprochó, sobre todo, el tono que usó el primer ministro y el hecho de que este definiera como un «prostíbulo televisivo» el programa en cuestión, presentado por Gad Lerner y emitido en uno de los pocos canales de televisión privados que no son de su propiedad, La 7.

«Decir a Lerner que su programa es un prostíbulo quiere decir perder el sentido del límite que tendríamos que tener todos», afirmó Giusseppe Fioroni, del opositor Partido Demócrata (PD), durante una intervención en el programa 'Omnibus', del mismo canal La 7 que emitió 'L'Infidele'.

La vicepresidenta de la Cámara de los Diputados y miembro del PD, Rosi Bindi, quien ha sufrido en sus propias carnes los ataques mediáticos de Berlusconi, expresó a los invitados y al equipo del programa de La 7 su solidaridad por la «gravísima agresión verbal» sufrida, expresión «violenta», según ella, del carácter inadecuado «política y moralmente» de Berlusconi.

«Estamos superando el nivel de guardia de las bases democráticas del país. El Gobierno está en las manos de un 'Cavaliere' venido a menos por los escándalos, que en vez de demostrar su inocencia ante los jueces, como requiere la Constitución, intenta deslegitimar e intimidar a quien quiera razonar sobre la veracidad de los hechos», comentó Bindi.

 

«Se tiene que ir»

«Berlusconi se tiene que ir lo antes posible, antes de que queden comprometidas definitivamente la dignidad de las instituciones, la credibilidad de Italia y el respeto de las reglas más elementales de la convivencia civil», agregó.

El también opositor partido Italia de los Valores (IDV) pidió al primer ministro que deje de «insultar a los periodistas y acuda ante los jueces» para dar explicaciones sobre el caso Ruby, por el que la Fiscalía de Milán le investiga.

Mientras, el senador del Partido Democrático Vincenzo Vita y el diputado del Grupo Mixto Beppe Giulietti presentaron una denuncia ante la Autoridad de Garantía de las Comunicaciones por la «incursión telefónica» del primer ministro.

Berlusconi entraba en directo en el programa para dar la réplica a los comentarios de los contertulios y enfrentarse a Lerner, quien le llegó a llamar «ordinario». «Me han llamado invitándome a sintonizar 'Infidele'. Estoy viendo un programa desagradable, con una conducción despreciable, infame, repugnante», dijo.

Etiquetas