Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

CICLÓN EN BIRMANIA

La ONU restablece la ayuda a Birmania tras acusar a la Junta Militar de confiscar los alimentos

El Programa Mundial de Alimentos detuvo durante horas los vuelos de asistencia en emergencias a Myanmar después de que el Gobierno incautara dos entregas. El Gobierno quiere la ayuda pero no a los cooperantes.

El Programa Mundial de Alimentos (PAM) anunció este viernes que finalmente se procederá al envío de dos aviones con ayuda para los damnificados por el ciclón 'Nargis' pese a que inicialmente se había anunciado la suspensión de los vuelos humanitarios debido a la negativa de la Junta militar a autorizar que la ayuda sea distribuida por cooperantes extranjeros.

"El PAM ha decidido enviar dos aviones con ayuda como estaba previsto mañana, mientras continúan las discusiones con el Gobierno de Birmania sobre la distribución de los alimentos que fueron enviados y no entregados al PAM", indicó la agencia de la ONU en una breve declaración escrita de su directora de Política Pública y Comunicaciones, Nancy E. Roman.

Según explicó la responsable del PAM, dos aviones de la agencia llegaron este viernes a Birmania "con galletas altamente energéticas suficientes para alimentar a 95.000 personas hambrientas". Además, este jueves el PAM envió "suficientes galletas para 21.000 personas, gran parte de las cuales fueron remitidas en las últimas 24 horas a las zonas más afectadas".

Por otra parte, en declaraciones recogidas por Reuters, el director del PAM para Asia, Tony Banbury, adelantó que la ONU emitirá un llamamiento solicitando 115 millones de dólares (casi 74,5 millones de euros) en alimentos de emergencia y ayuda para las víctimas del 'Nargis'. "La porción destinada al PAM para nuestra operación de emergencia es de 65 millones de dólares", explicó.

 

La punta del iceberg

La ONU advirtió de que aún no es posible conocer la situación real provocada por el ciclón Nargis en Birmania y que lo que se ve es "sólo la punta del iceberg", pero calcula que al menos un millón y medio de damnificados necesitan ayuda en los próximos seis meses.

"La situación es extremadamente grave sobre el terreno. Sólo vemos la punta del iceberg y el balance (de víctimas) sigue en aumento", dijo la portavoz de la OCHA (Agencia de la ONU para Asuntos Humanitarios), Elisabeth Byrs, en conferencia de prensa.

Byrs dijo que la ONU va a lanzar una petición de fondos de urgencia en Nueva York "para ayudar en los próximos seis meses a 1,5 millones de personas".

Etiquetas