Despliega el menú
Internacional

CATÁSFROFE EN EL CARIBE

La ONU reconoce que la ayuda no ha llegado a todos los necesitados en Haití

El subsecretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios, John Holmes, reconoció que la ayuda, dos semanas después del seísmo que devastó Haití, todavía no ha llegado a todos los damnificados que la necesitan.

El diplomático británico declaró que se han distribuido unos 10 millones de raciones de comida y se ha hecho llegar agua potable a casi todos los afectados, aunque estos esfuerzos no han sido suficientes para afrontar la magnitud de las necesidades.

"En general, hemos progresado, pero también somos conscientes de que nos queda mucho camino por recorrer para llegar a toda la gente que necesita asistencia", dijo en una rueda de prensa Holmes, que el lunes asistió a la conferencia internacional sobre ayuda a Haití que se celebró en Montreal.

El responsable humanitario de la ONU afirmó que los 67 equipos de rescate enviados al país tras el seísmo regresan paulatinamente a sus lugares de origen aunque algunos se quedarán un tiempo más para ayudar en la recuperación de cadáveres que pueda haber entre los escombros.

La salida de los socorristas marca el fin de la fase de crisis y la entrada en el período de recuperación, en el que la ONU y las organizaciones no gubernamentales deben aumentar sus operaciones para atender a los casi tres millones de damnificados.

En particular subrayó los esfuerzos que lleva a cabo el Programa Mundial de Alimentos (PMA), la mayor agencia humanitaria de la ONU, para hacer llegar a Haití toneladas de alimentos y comidas preparadas.

"Sabemos que hoy mucha gente no ha recibido nada", dijo Holmes, quien insistió en la dificultad de las condiciones en las que se debe distribuir la ayuda para asegurarse de que llega a los más necesitados.

La organización mundial calcula que hay unos 2 millones de haitianos necesitados de alimentos, pero sólo unos 500.000 han recibido raciones hasta la fecha.

Holmes afirmó que en las últimos días ha mejorado el acceso de los damnificados a fuentes de agua potable, por lo que la situación en este aspecto "es menos crítica, pese que no se ha resuelto del todo".

También expresó su preocupación por la higiene y las condiciones de los servicios sanitarios de las miles de personas que han tenido que refugiarse en campamentos improvisados.

Hay unas 40.000 tiendas de campaña en camino, pero se necesitan un total de 200.000 para albergar al cerca de 1 millón de personas que se han quedado sin techo, resaltó.

"Tenemos reuniones con el Gobierno para identificar los mejores lugares para establecer estos campos. La decisión de debe tomar con cuidado, ya que si se localizan en un mal lugar luego se sufren las consecuencias", admitió.

Reiteró que la situación de la seguridad sigue en calma, aunque en algunos puntos de distribución se han producido incidentes.

La ONU ha recibido hasta ahora la mitad de los 575 millones de dólares que solicitó a la comunidad internacional para Haití, aunque si se cuentan las donaciones prometidas la proporción aumenta al 60 por ciento.

El terremoto de 7 grados que devastó el 12 de enero el área metropolitana de Puerto Príncipe causó unos 150.000 muertos, cerca de un millón sin techo y unos tres millones de damnificados, según cifras del Gobierno haitiano.

Etiquetas