Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

HONDURAS

La OEA media en un tenso dialogo en Honduras

Una misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) continuó su mediación en el tenso ´Dialogo de Guaymuras´ entre representantes del gobierno constitucional y el gobierno de facto de Honduras. El miércoles, primer día del encuentro tripartido, alcanzaron a pactar la agenda, un resultado "positivo", según el secretario de Estado español para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia, ante las profundas divergencias de las partes.

En declaraciones a medios españoles en Tegucigalpa, de Laiglesia señalo: "Se puede calificar el resultado de la misión como positivo y nos permite abrigar una prudente satisfacción, una prudente esperanza para la solución de la crisis".

Sin embargo, las declaraciones de Manuel Zelaya, depuesto por un golpe de estado el 28 de junio, y del presidente interino Roberto Micheletti, no abrigan grandes esperanzas. Ambos están enrocados en sus posiciones. Los zelayistas insisten en la restitución y los golpistas en la celebración de elecciones el 29 de noviembre.

Micheletti utilizó un tono muy enérgico durante la reunión con los cancilleres y vicecancilleres de la OEA, presididos por el Secretario General de la organización, Miguel Ángel Insulza: "Ya lo dije una y cien veces, yo me muevo, yo me retiro de aquí (...) pero que él (Zelaya) no insista" con volver al poder".

Además, el mandatario de facto insistió en la realización de las elecciones: "Se van a protagonizar el 29 de noviembre. Solamente que nos manden un ataque y que nos invadan, es la única forma que lo van a detener; de otra forma, no hay manera de que detengan las elecciones generales".

Y pidió a la OEA que las valide para que el 27 de enero se entregue al poder a un nuevo presidente. "No vayan a ser malos ( ) hagan una reflexiayista´ está desilusionado.

Zelaya regresó sorprendentemente a Tegucigalpa el pasado 21 de septiembre y desde entonces está refugiado en la embajada de Brasil. Desde allí afirmó hoy que el país se dirigía al "abismo" al tiempo que criticó a la OEA por no tener la fuerza suficiente para obligar a Micheletti restituirle el mando.

Juan Barahona, uno de los representantes de ´Mel´ en las negociaciones afirmó sentir "mucho pesimismo. No vemos ningún ambiente positivo en la posición de las golpistas, ellos no están considerando la restitución de Zelaya al poder".

Desde el Frente Nacional contra el golpe de Estado denuncian que aunque Micheletti levantó del estado de excepción todavía sigue vigente al no haberse publicado en la Gaceta oficial. Esa circunstancia no inhibe las protestas en las calles.

El miércoles fue disuelto a la fuerza un plantón frente a la embajada de Estados Unidos. Algunos hondureños critican que Washington, que condenó la destitución de Zelaya, no hace todo lo que puede para zanjar la crisis.

Este jueves, Philip Crowley, un portavoz del Departamento de Estado, insistió en que las condiciones actuales no son propicias para la celebración de elecciones. "Sigue existiendo un ambiente de coacción en el terreno en Tegucigalpa", dijo.

El funcionario estadounidense abogó por dialogar sobre la base del Acuerdo de San José, propuesto por el presiente de Costa Rica, Óscar Arias y que prevé entre otros puntos el retorno al poder de Zelaya, lo que es desestimado por el gobierno hondureño.

Etiquetas