Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

PAKISTÁN

La Liga Musulmana de Sharif decide retirarse del Gobierno de coalición en Pakistán

Sharif explicó que su formación saldrá del Ejecutivo formado tras los comicios del 18 de febrero a causa de las diferencias con el PPP sobre la restauración de los jueces destituidos por el presidente Pervez Musharraf.

El ex primer ministro paquistaní Nawaz Sharif anunció que su partido, la Liga Musulmana-N (PML-N), ha decidido retirarse del Gobierno de coalición que encabeza el Partido Popular de Pakistán (PPP) de la fallecida Benazir Bhutto.

En rueda de prensa, Sharif explicó que su formación saldrá del Ejecutivo formado tras los comicios del 18 de febrero a causa de las diferencias con el PPP sobre la restauración de los jueces destituidos por el presidente Pervez Musharraf.

Sharif explicó que su formación dará apoyo parlamentario externo condicionado al Ejecutivo según las medidas que pretenda impulsar.

"No descansaremos en paz hasta que se restaure la judicatura", dijo Sharif, quien se quejó de que el PPP no cumplió el plazo que se pusieron los partidos de la coalición para rehabilitar a los magistrados y que expiraba este lunes.

El ex jefe de Gobierno explicó que los ministros de la PML-N presentarán su dimisión mañana ante el primer ministro, Yusuf Razá Guilani.

El Ejecutivo cuatripartito paquistaní estaba formado por dos grandes partidos y otros dos minoritarios, y la Liga de Sharif ocupaba 9 de las 24 carteras del Gobierno.

Sharif también aseguró que se presentará a los comicios parciales que deben celebrarse en junio y que le podrían permitir obtener el acta de diputado y, con ella, la posibilidad de postularse como primer ministro.

El anuncio se produce después de que Sharif se reuniera el pasado fin de semana en Londres con el líder del PPP y viudo de Bhutto, Asif Alí Zardari, para acordar una fórmula de rehabilitación de los magistrados.

Musharraf destituyó al presidente del Supremo, Iftikhar Chaudhry, y a varios magistrados del Alto Tribunal en noviembre de 2007, cuando declaró el estado de excepción.

Mientras que Sharif exigió desde el principio la restauración de los jueces y criticó con insistencia a Musharraf, el PPP se ha mostrado más ambiguo al respecto.

Etiquetas