Despliega el menú
Internacional

EGIPTO

La libra egipcia se deprecia por la crisis y la bolsa no prevé abrir hasta el domingo

Las autoridades aún no han aportado cifras aproximadas sobre el impacto económico, que está afectando especialmente al turismo.

La crisis política que atraviesa Egipto está impactando negativamente en el valor de la moneda local, mientras que la Bolsa de Egipto, temiendo un desplome de sus acciones, no reanudará sus sesiones hasta el próximo domingo.

La libra egipcia, que se estaba cotizando en torno a 5,7/5,8 frente al dólar antes de que comenzara la crisis, se está acercando en los últimos días a las seis libras frente al dólar, en niveles no vistos en seis años. Todo ello a pesar de la intervención del Banco Central, a través de entidades financieras intermedias, que está operando para colocar divisas en el mercado y evitar una caída mayor de la que están anotando los agentes.

El dólar estadounidense ya llegó a las 5,85 libras egipcias el día 27, dos días después de que comenzaran las protestas contra el régimen de Hosni Mubarak, pero desde entonces los mercados quedaron cerrados y las operaciones bancarias solo se reanudaron el domingo.

Entonces, el tipo de cambio recogido por el Banco Central al cierre del mercado marcaba un precio de compra del dólar de 5,91 y 5,94 para la venta, pero de nuevo ayer la moneda local volvía a perder valor y el dólar cerró con un precio de 5,93/5,96 libras.

El mercado ya está jugando con la posibilidad de que el dólar supere el precio de las seis libras, y algunos, incluso, temen que la caída del valor supere el 25% y la divisa estadounidense llegue a cotizarse a siete libras.

 

Evitar un deterioro mayor

De momento, el instituto emisor no ha fijado un nivel de referencia para el mercado interbancario, una posibilidad que se manejó el domingo, al reanudarse las operaciones bancarias, pero está operando indirectamente para evitar un deterioro mayor.

Las reservas del Banco Central llegan a los 34.000 millones de dólares, según datos oficiales, un nivel cómodo para el Gobierno de El Cairo, según informes de la prensa local, por si se producen masivas retiradas de fondos para su envío fuera del país.

Aunque sea leve el impacto, para que no haya una depreciación mayor influye algo la falta de dinero en efectivo en el país. Los bancos están operando desde el domingo, pero con horarios reducidos y con un limitado número de sucursales abiertas.

Mientras la moneda local resiste las presiones vendedoras del mercado de divisas, en el bursátil parece haber más miedo, porque, según se anunció ayer, la Bolsa de Egipto no reanudará sus sesiones hasta el domingo próximo. Se trata de un nuevo aplazamiento. Primero se anunció que el mercado bursátil abriría el domingo, al igual que los bancos, y después se dijo que por lo menos estaría cerrado hasta hoy, martes. Ahora, en principio, la reanudación será el domingo.

La Bolsa de Egipto ha sido la que mayores señales de alarma ha dado. En la última sesión de operaciones, el 27 de enero, su principal indicador, el EGX30, se desplomó en un 10,52% y en la jornada previa cayó un 6,14%. Las autoridades egipcias aún no han aportado cifras aproximadas sobre el impacto económico, que está afectando especialmente al turismo, uno de los pilares de la economía local y una de las principales fuentes de ingresos de divisas.

 

Disponibilidad de efectivo

El declaraciones recogidas ayer en la prensa local, el vicepresidente del Banco Central, Hisham Ramez, dijo que aún es muy pronto para hablar de montos y aclaró que no hay peligro en la disponibilidad de dinero en efectivo. «De momento, nuestra mayor preocupación en cuanto a la economía egipcia es superar la crisis. Cumpliremos nuestras obligaciones externas a tiempo, incluyendo el abono de los vencimientos de deuda y de los bonos públicos», agregó.

Por su parte, Mahmud Abdellatif, presidente del Banco de Alejandría, señaló ayer que las transacciones bancarias transcurren de forma más positiva de lo esperado tras la reapertura de la entidad esta semana. Las transferencias de dinero al extranjero fueron menores a lo temido y en general relacionadas con el comercio, según Abdellatif.

El Banco de Alejandría es uno de los más grandes de Egipto, con una cuota de mercado de un 7%. Fue la primera institución egipcia estatal en ser privatizada cuando fue vendida al italiano Intesa Sanpaolo en 2006.

Etiquetas