Despliega el menú
Internacional

EE.UU.

La justicia iraquí ordena la liberación de un premio Pulitzer, detenido por EE.UU.

Un comité judicial iraquí ordenó la liberación de un fotógrafo de la agencia Associated Press (AP) detenido por el Ejército de Estados Unidos durante dos años y desestimó las acusaciones en su contra, relacionadas con el terrorismo, informó la propia agencia de noticias.

El Ejército de Estados Unidos acusó a Bilal Hussein, un iraquí, de trabajar con la insurgencia en Iraq y fue arrestado en abril de 2006 en Ramadi, capital de la provincia occidental de Anbar, y permaneció detenido sin cargos desde entonces. AP indicó que un equipo de cuatro jueces dictaminó que el caso de Hussein cae dentro de una nueva ley de amnistía y ordenó a las cortes iraquíes a "cesar los procedimientos legales".

El fallo también decía que Hussein debía ser liberado inmediatamente si no tenía otros cargos pendientes. En un comunicado, el presidente de Associated Press, Tom Curley, aclamó la decisión y exigió que los oficiales "finalmente hagan lo correcto" y liberen a Bilal Hussein. AP ha pedido en reiteradas ocasiones la liberación inmediata de Hussein, quien formó parte de un equipo de fotografía que ganó el premio Pulitzer en 2005.

El Ejército de Estados Unidos aseguró, por su parte, que Hussein, quien comenzó a trabajar con AP en 2004, fue detenido por posesión de material utilizado para hacer las bombas que se colocan en las carreteras, propaganda insurgente y una fotografía de vigilancia de una instalación de la coalición. En noviembre, el Pentágono dijo que Hussein era "un agente terrorista de los medios que se infiltró en AP".

Hussein es sólo uno de los varios periodistas iraquíes que han sido detenidos por el Ejército de Estados Unidos sin ser acusados. Periodistas de Reuters también han sido detenidos durante meses y luego han sido liberados sin cargos.

El Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) dijo que decenas de periodistas, en su mayoría iraquíes, habían sido detenidos por el Ejército de Estados Unidos durante los últimos cuatro años y si bien la mayoría fue liberada tras períodos breves, había al menos ocho casos de periodistas que llevaban detenidos semanas o meses sin una acusación o una condena.

"La detención de Bilal Hussein ha sido una terrible injusticia, y estamos aliviados de que su calvario finalmente pueda terminar luego de casi dos años tras las rejas", aseguró el director ejecutivo del CPJ con base en Nueva York, Joel Simon.

Etiquetas