Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

FRANCIA

La huelga para las refinerías en Francia

La protesta, dirigida contra la reforma de las pensiones que se está debatiendo en el Senado, amenaza seriamente a las reservas de carburante.

Los vehículos más pesados se verán afectados por la nueva normativa europea.
La huelga consigue parar las refinerías francesas
EFE

La huelga contra la reforma de las pensiones que debate el Senado francés ha conseguido paralizar las refinerías del país, mientras se agrava la amenaza de escasez de carburante.

Las doce instalaciones de refino francesas están o paradas o a punto de parar, según fuentes sindicales y de la patronal del sector, lo que dificulta la situación de aprovisionamiento ante el fin de semana.

Precisamente el sábado hay otra convocatoria de movilizaciones contra la reforma que retrasa en dos años, hasta los 62, la edad mínima legal de jubilación.

La huelga afecta desde esta mañana a todas las refinerías de Francia, después de que se sumaran al movimiento las de Esso, en Normandía, y la de Reichstett, en Alsacia, una situación que el sindicato CGT dijo que sólo era comparable a la que se dio durante las revueltas de mayo de 1968.

El Gobierno francés intentó esta mañana arreglar un tanto la situación con la orden de desbloquear tres grandes depósitos de carburante en las cercanías de Marsella, Burdeos y Clermont Ferrand, de donde los huelguistas impedían la salida de camiones.

Pero más tarde la sociedad que gestiona el suministro de combustible a los aeropuertos de Orly, de Roissy, al sur de París y la región del centro de Francia confirmó que ya no llega a esos aeródromos desde hoy por la mañana.

Sin embargo, los grandes aeropuertos de la capital francesa han comunicado que tienen todavía combustible para varios días, aunque el impacto en el tráfico dependerá del tiempo que queden bloqueados los suministros.

Etiquetas