Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

ITALIA

Berlusconi tilda de «asco» la petición para enjuiciarlo

El primer ministro italiano se enfrenta a una acusación por supuesta incitación a la prostitución de menores en el llamado caso Ruby.

Silvio Berlusconi
Berlusconi, convencido de que gobernará hasta 2013
AFP PHOTO

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha declarado que la petición de la Fiscalía de Milán para procesarle por incitación a la prostitución de menores y concusión es una «vergüenza y un asco», que «llena de fango el país».

Berlusconi reiteró que la Fiscalía de Milán no es competente en este caso -el llamado Ruby- y señaló que la iniciativa tiene un fin «subversivo».

«Estas medidas violan la ley y van contra el Parlamento, porque la Fiscalía de Milán no tiene competencia ni funcional ni territorial», manifestó Berlusconi durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El primer ministro afirmó que se trata de una «farsa», de «acusaciones infundadas» y que la investigación llevada a cabo por los fiscales milaneses tiene como única finalidad la «difamación mediática».

«Siento que estas cosas hayan ofendido a la dignidad del país y hayan echado fango sobre el país y sobre mi persona a nivel internacional», declaró.

«No sé quien pagará. Pagará el Estado porque naturalmente intentaré encausar al Estado», añadió.

Berlusconi reiteró que no existe la supuesta concusión de la que se le acusa por haber telefoneado a una comisaría de Milán el pasado 27 de mayo para que liberaran a la joven marroquí Ruby R.-retenida por un pequeño robo-, alegando que se trataba de la sobrina del presidente egipcio, Hosni Mubarak.

«Intervine como presidente del Consejo de Ministros porque estaba preocupado porque pudiese suceder un incidente diplomático internacional», dijo, reiterando con esas palabras que estaba convencido de que se trataba de un familiar del mandatario egipcio.

Tampoco subsiste, según Berlusconi, la hipótesis de incitación a la prostitución de menores. «No existe, se desprende de las declaraciones realizadas por las personas interesadas», reiteró.

Berlusconi tuvo tiempo para quitar importancia al asunto durante la rueda de prensa y explicó: «No me preocupo por mí, soy un viejo rico que puede dedicarse a hacer hospitales para niños como he deseado siempre».

Petición de la Fiscalía de Milán

La Fiscalía de Milán ha presentado ante el juez su solicitud para el enjuiciamiento inmediato de Silvio Berlusconi por supuesta incitación a la prostitución de menores y concusión en el llamado caso Ruby.

Según informó en una nota el fiscal jefe de Milán, Edmondo Bruti Liberati, los magistrados consideran que «existe la evidencia de la prueba» que permitiría juzgar a Berlusconi por este procedimiento.

Será ahora la jueza para las investigaciones preliminares, Cristina di Censo, quien decida, en un plazo de cinco días prorrogables, si acoge, total o parcialmente, la solicitud presentada por la Fiscalía milanesa.

Para aplicar el procedimiento inmediato, en el que no se prevé la celebración de una audiencia preliminar, es necesario que se disponga de una prueba evidente y que el indagado haya sido llamado a declarar sobre los hechos.

Asimismo, los fiscales consideran que el caso no es competencia del Tribunal de Ministros ya que en el cargo de concusión, «no existe la hipótesis de delito ministerial».

En los últimos días se había considerado la posibilidad de que los fiscales presentaron la solicitud de juicio inmediato sólo para el delito de concusión.

«Tras un esmerado estudio y después de un escrupuloso análisis de los precedentes, este departamento ha creído oportuno no desviarse de la línea seguida constantemente en cuestiones de petición de juicio inmediato también para los delitos conexos, quedando plenamente aseguradas la garantía de la defensa», añade la nota.

Los fiscales milaneses informaron ayer de que habían decidido separar en un sumario independiente la parte de la investigación relativa a Silvio Berlusconi, lo que les permitiría llegar a pedir el procesamiento del primer ministro de un modo diferente al de los otros investigados.

Y es que en el caso Ruby son indagados también por incitación a la prostitución el representante de artistas Lele Mora; el director de informativos del canal Rete Quattro, Emilio Fede, y la consejera de la región de Lombardía Nicole Minetti.

La hipótesis de delito de concusión (abuso de poder) se refiere a la llamada hecha por Berlusconi el pasado 27 de mayo a una comisaría milanesa para que liberaran a la joven marroquí, Ruby -retenida por un pequeño robo-, alegando que se trataba de la sobrina del presidente egipcio, Hosni Mubarak.

En cuanto al delito de incitación a la prostitución de menores, la Fiscalía, que ha basado su investigación en numerosas escuchas telefónicas a las chicas que acudieron a las fiestas del mandatario, cree que Ruby mantuvo relaciones sexuales con Berlusconi, de 74 años, a cambio de regalos y dinero cuando todavía era menor de edad.

Este caso se suma a los otros dos juicios y a la vista preliminar que Berlusconi tiene pendientes también en Milán.

Etiquetas