Despliega el menú
Internacional

SUDÁN

La falta de seguridad en Darfur obligará a suspender la ayuda humanitaria

Al Bashir dijo que un comité de observadores de la Misión de Paz de la ONU y de la Unión Africana en Darfur se encargará de cumplir con la suspensión de las operaciones militares del Ejército sudanés

La acción de Naciones Unidas para el suministro de alimentos en Darfur (Sudán) se ha reducido este año a la mitad y existe la posibilidad de una paralización de este tipo de cooperación humanitaria por "la falta de seguridad" y los secuestros de los transportistas encargados de llevarlos a esa región africana.

Así lo ha afirmado el fundador de la ONG Organización Social para el Desarrollo de Sudán (SUDO), Ibrahim Mudawi, quien ha ofrecido una conferencia de prensa en Alicante con motivo de su participación en las "Jornadas de Sensibilización sobre Conflictos Olvidados", organizadas por Cáritas y la Universidad de Alicante.

Fuentes de Cáritas, organización que colabora con SUDO, han explicado que diversos analistas señalan el mes de febrero de 2003 como la fecha de inicio del conflicto en Darfur, "debido a las malas relaciones durante la historia entre las etnias negras y el grupo conocido como yanyawid, que actualmente cuenta con el apoyo militar y logístico del Gobierno de Sudán".

Desde entonces, según los datos aportados por varias organizaciones humanitarias, han muerto entre 300.000 y 400.000 personas y algo más de dos millones y medio residen en campos de desplazamiento dentro de Darfur. Mudawi, ingeniero de profesión, ha asegurado que, "en realidad", la guerra de Darfur es "una cuestión política y no un conflicto religioso o étnico".

El también director de SUDO ha considerado "complicada" la actual situación de la región, situada al oeste de Sudán, por "la falta de seguridad", entre otros motivos. "Este año se han reducido a la mitad las previsiones de alimentación que Naciones Unidas envía a los campos de refugiados, porque los grupos rebeldes toman los camiones que transportan los alimentos", según Mudawi, quien ha recalcado: "Todavía se desconoce el paradero de 26 conductores".

El fundador de SUDO ha afirmado que, debido a los secuestros por parte de hombres armados, incluso las compañías privadas de transporte ya "no aceptan realizar este tipo de viajes". "La falta de seguridad y la situación que se sufre en Darfur no se conocen al no difundirse en los medios de comunicación, porque no hay libertad de prensa y porque hay censura", ha denunciado, al tiempo que ha trasladado a los periodistas la necesidad de que el conflicto "vuelva a las portadas".

También ha augurado la posibilidad de que se produzca una paralización de la ayuda humanitaria a Darfur por la "inexistente seguridad" en esa región.

Mudawi ha citado como ejemplo la situación de tres colaboradores de SUDO, que "fueron retenidos durante un mes entero por llevar medicinas a un campo de desplazamiento".

Respecto a las condiciones de vida en los campos de refugiados, ha calificado de "preocupante" la de los niños y ha denunciado que "las mujeres sufren violaciones y continuas vejaciones".

Etiquetas