Despliega el menú
Internacional

intervención militar en Libia

Reunión de la UE, EE.UU. y la Liga Árabe en París, bajo presión

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, reúne en una cumbre en París a los líderes de los países implicados en la operación contra el régimen de Muamar al Gadafi bajo la presión por la continuación de las hostilidades del líder libio contra los rebeldes.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, reúne en una cumbre en París a los líderes de los países implicados en la operación contra el régimen de Muamar al Gadafi bajo la presión por la continuación de las hostilidades del líder libio contra los rebeldes.

La Unión Europea (UE), Estados Unidos, la Liga Árabe o la Unión Africana participan en esta cumbre que debe desarrollarse durante apenas tres horas en el Palacio del Elíseo, que a primera hora de la mañana no había dado una lista completa de asistentes.

Se sabe que entre otros estarán junto a Sarkozy los jefes del Gobierno del Reino Unido, David Cameron; España, José Luis Rodríguez Zapatero; Italia, Silvio Berlusconi; de Alemania, Angela Merkel; el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, o la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton.

Para que no parezca que se trata de una coalición occidental, los franceses han hecho esfuerzos para que también se impliquen y estén en París el presidente de la Liga Árabe, Amr Musa, el presidente de la comisión de la Unión Africana, Jean Ping, los ministros de Exteriores de Catar, Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí, así como el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Antes del encuentro del Elíseo, el jefe de la diplomacia francesa, Alain Juppé, se reunirá con Ashton, sin que estén previstas en principio declaraciones posteriores. El Elíseo no comentó las informaciones que llegaban de Libia de un incremento de la ofensiva de Gadafi contra los rebeldes, y en particular contra su capital, Bengasi, ni si eso podría acelerar una intervención internacional.

Anoche, Francia, Estados Unidos, Reino Unido y algunos 'países árabes' ya dieron un ultimátum a Libia para que los ataques contra civiles cesen "inmediatamente" y advirtieron a Gadafi de que si "no se ajusta a la resolución (de la ONU), la comunidad internacional le hará sufrir las consecuencias y la resolución será impuesta por medio militares".

Aunque no se han hecho públicos oficialmente planes militares, en la prensa se habla de los escenarios que privilegian los ejércitos implicados, y así según "Libération" la coalición internacional bombardearía en primer lugar los principales bases aéreas donde se encuentra estacionada la flota de aviones libios.

Si no fuera suficiente, una segunda línea de objetivos serían cuarteles militares, fábricas de armas y tal vez también ejes de comunicación o puentes, así como el centro neurálgico del régimen libio a las afueras de Trípoli.

Si pese a todo las fuerza de Gadafi continuaran su ofensiva contra los rebeldes, los aviones de la coalición podrían atacar directamente los blindados y las piezas de artillería que están desplegados en los frentes de combate.

En Francia, las bases aéreas de Istres (cerca de Marsella) y Solenzara, en Córcega, servirían de cabeza de puente para los cazas que realizaran misiones en Libia.

ac/jam

Etiquetas