Despliega el menú
Internacional

ONU

La crisis económica y el alza de precios empeoran la situación de millones de desplazados

Existen refugiados en 52 países, de los que Sudán, Colombia e Iraq son claros exponentes.

Los múltiples conflictos repartidos por todo el mundo y la violencia provocan no sólo fallecimientos y heridos, sino otras víctimas que se ven obligadas a abandonar sus hogares en busca de un mínimo de seguridad. En total, el Centro de Control de Desplazamientos Internos (IDMC) cifra en más de 26 millones el número de personas desplazadas en su propio país, la cifra más alta desde 1993. Las situaciones más dramáticas en cuanto a refugiados se registran en Sudán, Colombia e Iraq, país éste último en el que la situación tiende a empeorar, según el centro de seguimiento de desplazados, con sede en Ginebra.

No se registraban datos similares desde la desmembración de la Unión Soviética y el conflicto de Yugoslavia, lo que ha llevado al IDMC, dependiente del Consejo Noruego de Refugiados, a dar la voz de alarma. Para el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, los desplazamientos internos suponen el "reto humanitario más significativo", lo que haría necesaria una solidaridad internacional conjunta, como completó el Alto Comisionado de la ONU para los refugiados, Antonio Guterres.

 

"El mundo actualmente se enfrenta a distintos retos, desde la inestabilidad de los precios de alimentos y fuel a la incapacidad o falta de voluntad de algunos gobiernos para proveer a sus propias poblaciones de la adecuada protección y asistencia", añadió.

En este sentido, IMDC alerta de que los principales damnificados son las mujeres y niños, parte más débil de unas sociedades marcadas por la violencia y con el hambre y las enfermedades también presentes. La secretaria general del Consejo Noruego de Refugiados, Elisabeth Rasmusson, lamentó que las autoridades de numerosos países sean incapaces de prevenir que sus ciudadanos "se vean forzados a abandonar sus hogares, o proporcionar la protección y asistencia adecuadas a los que se hayan refugiado".

Por países

Los 26 millones de desplazados registrados en 2007 se concentran en 52 países. Sin embargo, existen grandes diferencias entre estados. Así, en Sudán se registran alrededor de 5,8 millones de estos desplazados, de tal forma que este país encabeza una dramática lista en la que figuran por detrás Colombia, con casi 4 millones, e Iraq, donde el número de desplazados se incrementó hasta los 2,5 millones. El informe también resalta las subidas significativas de los movimientos internos en la República Democrática del Congo (1,4 millones) y Somalia (1 millón), lugares donde incluso el escenario podría empeorar.

La situación de estos refugiados tampoco es mejor cuando el conflicto baja de intensidad, se detiene o incluso comienzan las tareas de reconstrucción. Para ellos, la cooperación internacional pone en marcha programas de asistencia humanitaria y desarrollo, como señaló Rasmusson, representante del Consejo Noruego de Refugiados.

Etiquetas