Despliega el menú
Internacional

EEUU

La CIA asegura que frenó otro posible 11-S y que Bin Laden está vivo y escondido

El director de la agencia estadounidense afirma que el líder terrorista está "aislado" de las operaciones del grupo Al Qaeda.

El líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, está vivo y escondido, según subrayó ayer el director de la CIA, el general Michael Hayden, que destacó que el terrorista más buscado "gasta mucha de su energía en su propia seguridad".

"Parece estar aislado de las operaciones del día a día de la organización que lidera", explicó Hayden en un discurso desde la sede del Consejo Atlántico, en Washington. Al referirse al porqué del retraso en su captura, dijo que este hecho podía explicarse por lo "escarpado e inaccesible" del territorio fronterizo entre Pakistán y Afganistán, donde se le cree oculto, y "el hecho de que Bin Laden ha trabajado para evitar la detención".

"Su muerte o captura tendría un impacto significativo en la confianza de sus seguidores, tanto en el corazón de Al Qaeda como en los extremistas no afiliados en todo el mundo", afirmó.

Plan terrorista desbaratado

Así, el terrorista seguiría vivo y el terrorismo islamista aún intentaría perpetrar atentados en territorio estadounidense, según los datos de los que dispone la Inteligencia estadounidense. De hecho, Hayden indicó sin dar demasiados detalles que las autoridades lograron desbaratar un plan terrorista "que habría rivalizado en destrucción con el 11-S".

Fuentes consultadas por la cadena de televisión ABC señalaron que esta alerta hace referencia al plan detectado hace dos años cuando la Policía británica anunció que varios terroristas pretendían explotar aviones con destino a Estados Unidos.

"América y sus aliados han mantenido la lucha contra el enemigo", recalcó Hayden, quien destacó que la organización de Bin Laden ha sufrido "serios golpes" si bien aún sigue siendo una de las principales amenazas internacionales.

El director de la CIA también indicó que Estados Unidos se está preparando para la "primera transición presidencial en tiempos de guerra en 40 años y subrayó que Pakistán es un refugio seguro que ha permitido a Al Qaeda entrenar "efectivos altamente capacitados".

En un informe realista sobre la amenaza "terrorista" global, Michael Hayden afirmó que la CIA está viendo un perturbador énfasis en el reclutamiento, entrenamiento y despliegue de operativos en Occidente a través de personas infiltradas.

"Si ocurre un gran ataque contra este país, tendrá las huellas digitales de Al Qaeda", aseguró el máximo responsable de la CIA. Esta agencia considera que se ha conseguido frenar las actividades de Al Qaeda en cuatro países: Filipinas, Indonesia, Arabia Saudí e Iraq. Mientras, otras áreas muestran una expansión en África y Medio Oriente. En África Oriental, "Al Qaeda está revitalizando operaciones con los extremistas somalíes... y podría estar reestableciendo su base de operaciones", según Hayden.

En el Magreb, los ataques han empeorado desde que se produjo la unión de Al Qaeda en 2006 con el Grupo Salafista para la Oración y el Combate (GSPC), que ha cambiado su nombre por el de Al Qaeda en el Magreb Islámico.

Por su parte, en Yemen se ha visto un "número sin precedentes de ataques" en 2008, y podría convertirse en una plataforma de lanzamiento de ataques en Arabia Saudí.

El deseo de Obama

Esta misma semana trascendió que el presidente electo Barack Obama planea reforzar la caza del líder terrorista Osama bin Laden, una "obligación" que el actual Gobierno ha desatendido, en opinión del nuevo presidente.

Sobre la acción en Afganistán, la nueva Administración estadounidense ve con buenos ojos las conversaciones que actualmente mantiene el Gobierno afgano y algunos elementos "reconciliables" de los talibanes.

Etiquetas