Despliega el menú
Internacional

ITALIA

La calle contra Silvio Berlusconi

Miles de italianos salieron a la calle para participar en el 'No B Day', la segunda edición del 'Día contra Silvio Berlusconi', organizada por los jóvenes del llamado "Pueblo Violeta" para pedir la dimisión del presidente del Gobierno italiano.

Miles de italianos salieron a la calle para participar ayer en el 'No B Day', la segunda edición del 'Día contra Silvio Berlusconi', organizada por los jóvenes del llamado "Pueblo Violeta" para pedir la dimisión del presidente del Gobierno italiano. El 'Popolo Viola' (pueblo violeta), el grupo de jóvenes italianos que nació a través de la redes sociales en Internet y que organizó el pasado diciembre una manifestación contra Berlusconi, volvió el sábado a convocar a decenas de miles de personas en Roma.

Cerca de 50.00 manifestantes según la policía, y medio millón para los convocantes, participaron en esta manifestación coloreada de violeta - para no ser identificada con alguna fuerza política-, que recorrió el centro de Roma para terminar en la plaza de San Juan de Letrán, donde intervinieron algunos de los organizadores.

"Si Berlusconi no dimite, le echamos nosotros", aseguró uno de los promotores del 'Pueblo Violeta', Gianfranco Mascia, que explicó que la manifestación además de protestar contra el Gobierno pretende "despertar" a la oposición.

"Despiértate Italia" fue el eslogan de la pancarta con la que se abrió este segundo 'No Berlusconi Day', que como en la primera iniciativa contó con la presencia de algunos representantes políticos como el líder de Italia de los Valores (IDV), el ex juez Antonio di Pietro, la presidenta del Partido Demócrata, Rosi Bindi, o el líder de Izquierda, Ecología y Libertad y gobernador de la región de Apulia, Niqui Vendola. En la manifestación desfilaron algunos muñecos de gomaespuma que representaban a Berlusconi, vestido de emperador romano con un fajo de billetes en la mano, y a ministros como el líder de la Liga Norte, Umberto Bossi, con una botella de vino; o el titular de Bienestar Social, Maurizio Sacconi, con una bolsa basura llena de "derechos laborales".

Los organizadores explicaron que la manifestación quería llamar la atención al Parlamento "para que se ocupe de los problemas reales del país y no aquellos que sólo preocupan a Berlusconi", en referencia a las leyes que promueve desde hace tiempo y que harían prescribir los procesos que tiene pendientes.

efe

Etiquetas