Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

ASTRONOMÍA

Japón se acerca a Venus para poder estudiar su clima

Akatsuki, lanzada desde Centro Espacial de Tanegashima.
Japón se acerca a Venus para poder estudiar su clima
JIJI//AFP

Japón lanzó ayer su primera misión espacial a Venus, una sonda que durante dos años estudiará el clima y los misteriosos fenómenos atmosféricos del planeta 'gemelo' de la Tierra.

Akatsuki (Aurora), como se ha bautizado informalmente a la sonda Planet-C, es una de las grandes apuestas de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA), que ha invertido en este proyecto 25.200 millones de yenes (unos 220 millones de euros). El Akatsuki despegó ayer con éxito del Centro Espacial de Tanegashima, en el sur de Japón, a las 6.58 hora local a bordo del cohete lanzadera H2-A, que transportaba otros cinco satélites secundarios.

Menos de media hora después estaba en órbita y, tras separarse de la lanzadera, emprendía en solitario un largo viaje de unos siete meses hacia el más cercano vecino de la Tierra.

Si todo transcurre como se espera, el próximo diciembre Akatsuki, de 500 kilos, comenzará a orbitar a una distancia que variará entre los 300 y los 80.000 kilómetros de la superficie de Venus.

Segunda misión

Esta es la primera misión de exploración planetaria de Japón, la segunda economía mundial, desde 1998, cuando el Instituto de Ciencia Espacial y Astronáutica del Ministerio de Educación lanzó el cohete Nozomi para explorar Marte. Aquella misión fracasó y el Nozomi (Esperanza) se dio por perdido en el espacio en diciembre de 2003.

Sobre Venus, a una altitud de unos 60 kilómetros de la superficie, soplan vientos huracanados a más de 100 metros por segundo, una velocidad 60 veces mayor que la de la lenta rotación del planeta (un día de Venus corresponde a 243 días terrestres).

"Akatsuki investigará la causa de este misterioso fenómeno. Otro objetivo es estudiar la formación de las gruesas nubes de ácido sulfúrico que envuelven Venus y detectar los relámpagos sobre el planeta", explica el científico Takeshi Imamura, uno de los responsables del proyecto.

La sonda está equipada con cinco cámaras, entre ellas una de infrarrojos capaz de ver más allá de las espesas nubes sulfúricas y observar la superficie venusiana, normalmente sumida en la oscuridad por la densa nubosidad.

Así, además de elaborar el peculiar parte meteorológico de Venus, Akatsuki examinará la posible actividad volcánica en este planeta rocoso, similar a la Tierra en tamaño y masa pero con una presión 90 veces mayor y una temperatura de más de 400 grados centígrados. La sonda enviará asimismo imágenes dinámicas en tres dimensiones de los movimientos atmosféricos de Venus, lo que permitirá realizar el primer mapa en 3D de la capa gaseosa que lo envuelve.

La nave japonesa compartirá la órbita venusiana con la sonda Venus Express, de la Agencia Espacial Europea, que lleva cuatro años explorando en detalle la atmósfera de este planeta.

Etiquetas