Despliega el menú
Internacional

OTRO BARCO CON AYUDA HUMANITARIA CAPTURADO

Israel deporta a los activistas del 'Rachel Corrie'

Israel comenzó hoy a deportar a 19 activistas internacionales que viajaban a bordo del 'Rachel Corrie', el séptimo barco de la flotilla de la solidaridad que pretendía llevar a Gaza ayuda humanitaria y que fue interceptado ayer por las autoridades israelíes y obligado a atracar en el puerto de Ashdod.

Un soldado israelí vigila a un manifestante cerca de la población de Belén
Israel comienza a deportar a los activistas del 'Rachel Corrie'
AFP

Siete activistas del 'Rachel Corrie' viajaron a Jordania por el puente de Allenby, confirmó hoy el portavoz del Ministerio de Exteriores, Jigal Palmor, mientras el resto volverán a sus países en el transcurso del día desde el aeropuerto internacional de Ben Gurion.

El barco de bandera irlandesa fue abordado a mediodía del sábado por el Ejército israelí después de que sus ocupantes, entre ellos la premio Nobel irlandesa Mairead Maguire, de 66 años, se negasen en cuatro ocasiones a cambiar de rumbo y dirigirse al puerto de Ashdod en lugar de a las costas de Gaza.

Según Israel, la operación se realizó de forma pacífica, al contrario que el asalto al buque 'Mavi Mármara', que el pasado lunes se saldó con la muerte de nueve activistas.

"Todo el mundo pudo ver las diverencias entre una flota humanitaria y una flota del odio de extremistas violentos, que utilizaban el terror", dijo hoy el primer ministro israelí, Benjamin Netanjahu, en referencia al asalto al 'Mavi Mármara', que dejó también numerosos heridos. La emisora Israel Radio aseguró hoy que no se encontraron armas a bordo del 'Rachel Corrie'.

Netanyahu destacó que Israel no permitirá la instalación de un "puerto iraní" en Gaza. "No permitiremos la entrada libre de material de guerra y productos de tráfico ilegal para Hamas. Por otro lado, no pretendemos dificultar la vida a la población civil de la franja de Gaza", por lo que, aseguró, se garantizará que siga entrando ayuda humanitaria a la zona.

El barco transportaba 500 toneladas de cemento, un material cuya entrada prohíbe Israel en la Franja, por temor a que la organización islamista Hamas lo emplee para usos militares. Ahora, el Gobierno se plantea permitir la entrada del cemento bajo vigilancia internacional.

Etiquetas