Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

REINO UNIDO

Isabel II: "La prioridad número uno es reducir el déficit"

La reina abre oficialmente el nuevo Parlamento con un discurso protagonizado por la crisis económica.

La reina Isabel II, ayer.
Isabel II: "La prioridad número uno es reducir el déficit"
EFE

La reina en un trono de oro, portando la corona y un manto de terciopelo rojo mientras los parlamentarios británicos la escuchan atentamente. La escena del Parlamento londinense podría tener 200 años, pero sucedió ayer. Aunque este discurso tuvo algo novedoso para Isabel II: la crisis.

En pocas ocasiones se había encontrado el país en una situación económica tan dramática. Por ello, el nuevo Gobierno de coalición destacó un aspecto en el manuscrito del discurso: el Reino Unido tiene que ahorrar. De inmediato.

"La prioridad número uno es reducir el déficit y restablecer el crecimiento económico", dijo la reina nada más comenzar el tradicional discurso que lee cada año y que recibe escrito por parte del Gobierno. El agujero en el actual presupuesto asciende a 156.100 millones de libras (182.600 millones de euros). La deuda pública llega hasta los 900.000 millones de libras (un millón de euros) y los economistas advierten de una bajada de la calificación de las agencias de rating.

Por otro lado, los británicos necesitarán más tiempo que otros países para salir de la recesión. Aunque la oficina nacional de estadística anunció un leve crecimiento del 0,3% para el primer trimestre de 2010, el Gobierno de Cameron sabe que la recuperación aún tiene un largo camino.

Por eso es necesario ahorrar cuanto antes, es decir, inmediatamente. Los liberales tienen en mente incluso lo que será necesario recortar el próximo año para no poner en riesgo los tiernos brotes verdes de la recuperación.

El Ejecutivo laborista ya había advertido en varias ocasiones de un escenario como este y por eso planeaba seguir bombeando dinero en la economía hasta que esta estuviera estabilizada.

También ayer se alzaron voces que temen una catástrofe como consecuencia de los planes de recorte. "La impresionante concentración del Gobierno en la reducción del déficit es un gran error", aseguró Brendan Barber, miembro de la organización central de sindicatos TUC. "En lugar de eso los ministros deben concentrarse en restablecer el crecimiento y frenar el desempleo", dijo.

En cualquier caso, todos quieren evitar una nueva catástrofe. "La legislación reformará el marco de control del sector financiero para que aprendamos de la crisis", aseguró la reina. Por eso el Banco de Inglaterra tendrá más poder en la City londinense y en otros puntos del país. En último término, apuntó la reina, el Gobierno alentará a la población para que asuma su propia responsabilidad social.

Etiquetas