Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

IRÁN

Irán elige el escenario de la ONU para reabrir las negociaciones con EE.UU.

Una semana después de que expire el plazo que le ha dado Barack Obama para aceptar su oferta de conversaciones directas, el presidente iraní Mahmoud Ahmadineyad subirá al púlpito de Naciones Unidas en Nueva York.

Será esta su primera aparición occidental desde las controvertidas elecciones de junio que mermaron la legitimidad de su reelección. Y la primera también después de anunciar una "propuesta actualizada" para continuar las negociaciones a cuatro, estancadas desde que en 2006 se le ofreciera ayuda comercial, financiera y diplomática a cambio de suspender el enriquecimiento de uranio.

Alemania auspiciará la semana que viene la reunión de alto nivel en la que EEUU, Gran Bretaña, Francia, Rusia y China pondrán en común sus sospechas de que la república persa planea la construcción de bombas nucleares y consultarán un plan de acción.

Las potencias han recibido el anuncio con escepticismo. Irán sigue negando que persiga capacidad militar y asegura que sus fines son exclusivamente de producción energética, pero no permite que los inspectores de la Agencia Internacional de Energía Atómica descarten esa posibilidad. Su propuesta "eliminará las preocupaciones más comunes de la comunidad internacional", dice.

La atención se centra en ese discurso del próximo 23 de septiembre que seguirá al ultimátum del día15 dado por el gobierno de EE. UU., que Irán desdeña como un gesto de arrogancia.

Otros líderes mundiales le harán sombra en una cumbre que se espera controvertida. Moammar Gaddafi, cuyo país presidirá la 62 Asamblea, aparecerá tras la festiva acogida del terrorista que voló el avión de la Panam. Le siguen en interés el presidente venezolano Hugo Chávez, pero también Hu Jintao, ya que será la primera vez que un presidente chino se dirija a la Asamblea General de la ONU.

Etiquetas