Despliega el menú
Internacional

ITALIA

Investigan al arzobispo de Nápoles

Su nombre y el del ex ministro Lunardi figuran en la trama vinculada con la organización del G-8.

Crescenzio Sepe.
Investigan al arzobispo de Nápoles
G. P./AFP

El cardenal Crescenzio Sepe, arzobispo de Nápoles, y el ex ministro italiano Pietro Lunardi, del gobernante partido Pueblo de la Libertad (PDL), figuran en la lista de investigados por la supuesta trama de corrupción vinculada con la organización de la cumbre del G-8 de la isla de La Magdalena.

Según informaron ayer los medios italianos, la Fiscalía de Perugia investiga a ambos por su posible vinculación con las actividades ilícitas de personajes pertenecientes a la supuesta trama, entre ellos el empresario romano Diego Anemone y el ex presidente del Consejo de Obras Públicas Angelo Balducci.

La fiscalía investiga a Sepe por la reestructuración y venta de algunos inmuebles en 2005 pertenecientes a la Propaganda Fide, la Congregación de la Santa Sede para la Evangelización de los Pueblos de la que era prefecto, operaciones en las que pudo participar de modo ilícito Anemone a cambio de otros favores al prelado.

Sobre Lunardi, nombrado en 2001 ministro de Infraestructuras y Transportes por Silvio Berlusconi, también se investiga una reestructuración y venta de un inmueble en la que pudo participar Balducci, quien junto a Anemone permanece detenido desde febrero por su supuesta participación en la trama.

Sepe y Lunardi son dos nuevos nombres que añadir a la larga lista de investigados por la supuesta trama corrupta para la organización de grandes eventos en Italia, entre ellos la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del G-8 en La Magdalena, que finalmente se celebró en L'Aquila tras el seísmo de abril de 2009.

El Vaticano expresó ayer su solidaridad con el cardenal Crescenzio Sepe.

Etiquetas