Despliega el menú
Internacional

COLOMBIA

Ingrid Betancourt llega a Francia y Sarkozy le da la bienvenida

La rehén de las FARC liberada por el Ejército colombiano asegura que le debe "todo a Francia" a su llegada a París tras seis años de cautiverio a manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"Bienvenida. Francia la quiere y está feliz", dijo el presidente francés, Nicolas Sarkozy, a Ingrid Betancourt, quién manifestó que lloraba de alegría, al llegar a una base militar cerca de París dos días después de ser liberada tras casi seis años y medio de cautiverio en manos de las FARC.

"La esperábamos desde hace mucho tiempo. Toda Francia está impresionada de cómo vuelve, con esa sonrisa, esa fuerza", dijo el jefe de Estado, que minutos antes la había abrazado, al igual que su esposa, Carla Bruni, al pie de la escalerilla del avión oficial en el que viajo desde Bogotá la ex cautiva de la guerrilla colombiana.

"Le debo todo a Francia", señaló Betancourt mirando a Sarkozy, al que tomó la mano y dijo que había luchado mucho por ella, antes de recalcar que la "extraordinaria" operación del Ejército colombiano que permitió su liberación también es "fruto de vuestra lucha".

Encadenada 24 horas al día

La ex rehén de la guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) Ingrid Betancourt contó que durante tres años estuvo encadenada las 24 horas del día y que había momentos en que los captores los sometían a malos tratos, pero que pese a todo intentó "vivir con dignidad".

"Intentaba llevar las cadenas y tratar de vivir con dignidad, aunque a veces notaba que era inaguantable", declaró Betancourt en una entrevista emitida por la emisora de radio francesa "Europe 1".

Preguntada sobre las humillaciones a la que los sometían los secuestradores de las FARC, contestó que "había momentos de malos tratos", que el comportamiento que recibían de los guerrilleros "era fluctuante" y "sabía que en cualquier momento ese lado cruel podía surgir".

La ex candidata presidencial colombiana se resistió a precisar y señaló que cuando subió al helicóptero del Ejército en el que fue liberada junto a otros 14 secuestrados se dijo que "el público no debería conocer esos detalles sórdidos".

Explicó que se esperaba que su secuestro durara cuatro años más tras las recientes muertes del líder máximo de la guerrilla, Manuel Marulanda, y del "número dos", Raúl Reyes: los dos que le quedan de mandato al actual Gobierno colombiano y dos más que serían necesarios para relanzar un proceso para la liberación de rehenes.

Sus hijos

Del encuentro con sus hijos, que se desplazaron desde Francia hasta Bogotá en un avión oficial francés con el que ahora ella misma vuela hacia París, indicó que está "absolutamente admirativa", y que ha descubierto en ellos "adultos con un carácter extraordinario", "una gran inteligencia", "una gran espiritualidad" y "mucho encanto".

Después de llegar a la base de Villacoublay, Betancourt irá al palacio del Elíseo, sede de la Presidencia francesa, y se prevé que comparezca ante la prensa.

También se da por descontado que será sometida a un chequeo médico en profundidad y, la próxima semana, debería desplazarse al Vaticano para ser recibida por el papa Benedicto XVI.

Etiquetas