Despliega el menú
Internacional

CRIMEN ORGANIZADO

HRW denuncia "atrocidades" de grupos surgidos de paramilitares colombianos

Con al menos 4.000 miembros, la oenegé alerta de que cometen matanzas, ejecuciones y extorsiones.

Los nuevos grupos criminales surgidos en Colombia de las bandas paramilitares desmovilizadas, integrados por al menos 4.000 miembros, "cometen gravísimas atrocidades" en el país, informó ayer en Bogotá la oenegé Human Rights Watch (HRW).

 

Durante la presentación en Bogotá del informe 'Herederos de los Paramilitares. La nueva cara de la violencia en Colombia', el director de HRW para las Américas, José Miguel Vivanco, dijo que esos ataques son "generalizados".

 

Se trata de los grupos surgidos tras la desarticulación de las Autodefensas Unidas de Colombia, entre 2003 y 2006, mediante un proceso de diálogo con el Gobierno que llevó a la desmovilización de unos 30.000 combatientes. Algunos de sus principales jefes, responsables de miles de asesinatos, fueron posteriormente extraditados a Estados Unidos para ser juzgados por acusaciones de narcotráfico y allí siguen encarcelados.

 

"Los grupos sucesores comenten habitualmente matanzas, ejecuciones, desplazamientos forzados, violaciones sexuales y extorsión, y generan un clima amenazante en las comunidades que están bajo su influencia", asegura el documento de HRW, elaborado tras dos años de investigaciones.

Vivanco dijo que "independientemente de cómo se llame a estos grupos no debe minimizarse el impacto que tienen actualmente para los Derechos Humanos en Colombia". HRW determina que estas bandas actúan en 24 de los 32 departamentos del país, sobre todo en la ciudad de Medellín (noroeste), la región del Urabá, el departamento del Chocó y en los del Meta (centro) y Nariño (suroeste).

Etiquetas