Despliega el menú
Internacional

ESTADOS UNIDOS

Hallan 72 nuevos restos humanos en la Zona Cero

Los fragmentos de tejido encontrados entre las toneladas de escombros, nueve años después del 11-S, ofrecen la esperanza a los familiares de identificar más víctimas.

Imágenes del 11-S tomadas por la Policía de Nueva York
Hallan 72 nuevos restos humanos en la Zona Cero
EFE

Familiares de los más de 1.000 desaparecidos en la Zona Cero cuyos restos nunca fueron encontrados tras los atentados del 11-S vieron ayer como un triunfo de sus tesis el hallazgo de 72 nuevos fragmentos de tejido humano entre varias toneladas de escombros analizadas por los forenses nueve años después de los atentados.

El proceso de búsqueda, que se inició el pasado mes de abril tras años de críticas a las autoridades por lo que muchos consideraron un tratamiento poco riguroso de los restos de las Torres Gemelas, ha abarcado un área de más de 615 metros cúbicos entre los escombros del World Trade Center y de una calle aledaña que hasta ahora habían quedado al margen de la piqueta. Solo en dos camiones de material retirados recientemente de la zona se hallaron hasta 35 restos humanos, una proporción considerada "bastante alta" por los expertos.

Gracias al tamaño y buen estado de conservación de algunos de los fragmentos, la Oficina Forense de Nueva York considera que hay bastantes posibilidades de obtener muestras de ADN que lleven a la identificación de más víctimas.

La Gran Manzana comenzó en el año 2006 un programa de búsqueda de restos humanos que se ha saldado con un total de 1.800 fragmentos recuperados hasta el momento. El hecho de que se hayan acelerado las obras de construcción de nuevos edificios en el lugar donde se levantaban las Torres Gemelas ha aumentado las probabilidades de que se produzcan nuevos hallazgos.

Las operación de escrutado de material ha tenido lugar en un gigantesco vertedero en la vecina Staten Island, no muy lejos donde se amontona el grueso de los escombros retirados de la Zona Cero en los meses posteriores a la catástrofe. Las asociaciones de familiares de las víctimas no se han cansado de repetir que miles de toneladas de material jamás se analizaron, y muchas de ellas se mezclaron con la basura procedente de otros puntos de la ciudad.

Sin la presión ejercida por una veintena de familias, la corporación presidida por Michael Bloomberg no hubiera destinado nuevos recursos para la complicada tarea de identificar a los desaparecidos. En 2005, una asociación demandó al ayuntamiento por el pobre manejo de los escombros solicitando que la ciudad recuperase ese material para proceder a su entierro simbólico en una zona vacía en Staten Island o en un área cercana a otra isla, Governor's Island. En dos ocasiones, los jueces dieron la razón a los abogados municipales que consideraban las peticiones excesivamente costosas.

Etiquetas