Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

LIBIA

Gadafi dice que no se marchará y acusa a los manifestantes de «estar drogados»

El líder libio asegura que los demás países árabes le han traicionado y que está «dispuesto a morir como un mártir» en su país.

Muamar Gadafi, hablando durante su comparecencia para una televisión libia
Gadafi asegura que no se marchará y acusa a los manifestantes de estar drogados
AFP

El líder libio Muamar el Gadafi anunció hoy que «no dejará el poder» e hizo un llamamiento a sus partidarios para que salieran a la calle «a proteger la revolución».

En su discurso a la televisión estatal Gadafi anunció también reformas para «una nueva república».

El líder libio advirtió que si la situación no se normaliza en los próximos días encabezará un movimiento «con el apoyo de millones de habitantes del desierto que limpiará Libia casa por casa».

Gadafi aseguró que está «fuera de toda duda su dimisión» que los manifestantes le reclaman desde el 17 de febrero pasado.

El líder libio añadió que él no se considera un presidente sino «un dirigente de la revolución».

«Si yo fuera presidente os tiraría mi dimisión a la cara, pero yo soy el líder de la revolución, cogeré mi fusil, permaneceré en Libia y derramaré hasta la última gota de mi sangre», aseguró en su discurso.

Los disturbios en Libia desde hace una semana han dejado centenares de muertos, pero según Gadafi son una «mentira» de las cadenas de televisión de nuestros hermanos árabes.

Respecto a los manifestantes que reclaman justicia y libertad dijo: «son unos jóvenes de 16 a 17 años que se drogan y están manipulados por los agentes de los servicios secretos extranjeros».

Con un tono en ocasiones amenazante en otras conciliador ha asegurado que aquellos que levantan sus armas contra Libia son merecedores de la pena de muerte y en esta ocasión no habrá perdón aunque «lo pidan sus familias» y las autoridades pudieran proceder a su reeducación.

Seif El Islam, uno de los hijos de Gadafi, en su intervención televisada del pasado domingo ha barajado la posibilidad de la repartición del territorio libio en diversos estados si continuaban los disturbios.

Igualmente ha utilizado la amenazada del terrorismo y ha calificado a los islamistas como parte de los manifestantes «afiliados a Al Qaeda de Bin Laden».

El líder preguntó en su discurso: «¿Quereis que los Estados Unidos ocupen Libia como han hecho con Irak y Afganistán?»

Después de las amenazas ofreció la posibilidad de elaborar una constitución y nuevas leyes, a la vez que anunció la creación de nuevas administraciones locales, «comités populares».

«Mañana podemos comenzar una nueva república» y prometió a sus compatriotas la posibilidad de disponer del petróleo y de «otras riquezas del país» que los libios se repartirían.

Las reacciones al discurso de Gadafi no han tardado en producirse, tanto en Libia como en la comunidad internacional y si la televisión estatal ha difundido imágenes que presentan escenas de alborozo en Trípoli, los habitantes de esta ciudad han recibido el discurso con rechazo.

La cadena qatarí, Al Jazira, ha recogido las reacciones en Bengasi, donde ciudadanos han tirado sus zapatos contra pantallas gigantes desde donde sus habitantes seguían las declaraciones de Gadafi.

La misma cadena ha manifestado que los disparos se han sucedido en diversos puntos de la capital libia, después de la intervención del mandatario libio, entre mercenarios y manifestantes, sin precisar si han habido nuevas víctimas.

Por su parte la Liga Árabe suspenderá «inmediatamente» a Libia en su calidad de miembro.

Etiquetas