Internacional

Primera huelga general de 2012

Éxito de la huelga en Grecia

A pesar de la lluvia y el fuerte temporal, unos 20.000 griegos, según datos de la policía, participaron en las diversas manifestaciones de protesta.

Éxito de la huelga general en Grecia
AFP PHOTO

La gran mayoría de los trabajadores griegos secundó este martes la huelga general convocada por la exigencia de nuevas medidas de austeridad demandas por la troika a cambio de un nuevo préstamo que libre al país de la bancarrota, según el portavoz del principal sindicato del país, GSEE.

"Aunque nos falta computar los datos de seguimiento de la jornada vespertina, calculamos que un 80 % de los trabajadores del sector privado y un 90 % de los funcionarios han secundado la huelga", informó el portavoz de la Confederación General de Trabajadores (GSEE).

Especialmente en el sector marítimo, una de las industrias más potentes de Grecia, hubo un paro completo al acordar los marineros e ingenieros seguir la huelga convocada por las principales centrales sindicales en contra de la exigencia de recortes drásticos de salarios, pensiones y gasto público.

El transporte urbano funcionará solo en las horas centrales del día para permitir a los trabajadores acudir a las manifestaciones, mientras que los trenes no partieron (no así los aviones ya que los aeropuertos no participan en la huelga).

Los hospitales sólo abrieron sus servicios de emergencia, mientras que las escuelas cerraron, así como las oficinas públicas y municipales.

Las nuevas medidas de austeridad "privarán de recursos a los servicios públicos", especialmente la sanidad y la educación, e "intensificarán el círculo vicioso de la recesión", criticó la Confederación de Funcionarios Públicos (ADEDY).

También hubo bancos y tiendas privadas que echaron la persiana, aunque en estos sectores el seguimiento fue desigual.

Las asociaciones de pequeños y medianos comerciantes acusan a la troika -formada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Comisión Europea (CE) y el Banco Central Europeo (BCE)- y al gobierno griego de que con sus medidas se "reducirán los estándares de vida" del país y, también lo hará el consumo, poniendo en peligro sus negocios.

A pesar de la lluvia y el fuerte temporal que azota Grecia, unos 20.000 griegos, según datos de la policía, participaron en las diversas manifestaciones de protesta que se convocaron en Atenas.

"¡Que se vaya la 'troika'!", "¡La 'troika' fuera de Grecia!" y "¡Abajo las medidas de la miseria!", fueron las pancartas más repetidas entre los manifestantes.

Otra, con el lema 'No habrá paz con ellos', llamaba a continuar las protestas hasta que el gobierno retroceda en sus recortes. "Nos quieren devolver a la Edad Media de las relaciones laborales", criticó en declaraciones Dionisis, profesor de química en una academia privada.

"Tengo 47 años y debo vivir con mi madre", se quejó Costas, un parado que no encuentra trabajo ni recibe ayudas del Estado: "Además de esta situación, a mi madre le van a rebajar la pensión de 800 a 500 euros".

Los partidos que conforman el gobierno griego -socialdemócratas, conservadores y ultraderecha- deben dar hoy una respuesta a la troika sobre las exigencias formuladas o, de otra forma, no recibirá el crédito prometido por la UE y el FMI por un valor de 130.000 millones de euros.

Las negociaciones entre la 'troika' y representantes del gobierno griego continuaron el lunes hasta bien entrada la noche.

El ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, las comparó a "la lucha contra la hidra" por los constantes frentes que se la abren al Gobierno impidiéndole cerrar el acuerdo con la troika, a la vez que acusó de "populismo" a los partidos y sindicatos que han convocado la huelga de este martes.

Etiquetas