Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

RUMANÍA

Exhuman los cadáveres de los Ceausescu

Nicolae Ceausescu y su esposa Elena
Exhuman los cadáveres de Ceausescu y su esposa
AFP

Los cadáveres del dictador rumano Nicolae Ceausescu y su esposa Elena, fusilados el 25 de diciembre de 1989, fueron exhumados para determinar definitivamente la identidad de los muertos.

Los hijos de Ceausescu habían exigido hace ya algunos años un examen forense de los cadáveres porque dudaban de que sus padres fuesen efectivamente enterrados en la tumba que lleva sus nombres, en el cementerio Ghencea de Bucarest.

Mircea Opran, yerno de Ceausescu, quien fue testigo de la exhumación, dijo a la emisora rumana 'Realitatea TV' que en el ataúd de su suegro solo había huesos y ropa. También estaba la gorra de piel de cordero que Ceausescu llevaba puesta en el momento de su ejecución. En el pantalón se podían ver impactos de bala.

Los tres hijos de Ceausescu, de los que solo vive actualmente Valentin Ceausescu, de 62 años, habían cuestionado la "autenticidad" de la tumba debido a que no existen documentos que certifiquen el entierro el 25 de diciembre de 1989 ni en la administración del cementerio ni en el ayuntamiento de Bucarest ni en el archivo militar.

Según la información disponible hasta ahora, el ejército organizó el entierro de los Ceasescu a toda prisa y en secreto cuando aún se estaban produciendo las sangrientas batallas campales en Bucarest que acabararían con el régimen comunista.

Etiquetas