Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

REUNIÓN INFORMAL DE UE EN ZARAGOZA

Europa apuesta por simplificar la gestión de fondos para evitar retrasar proyectos

El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, abogó por reducir la brecha existente entre diferentes zonas y apostó por prestar "más atención a las regiones menos prósperas", evitando que algunas de ellas pasen de recibir unos fondos importantes a no recibir nada.

Europa apuesta por simplificar el control y la gestión de fondos con el objetivo de no retrasar el desarrollo de los proyectos, sobre todo en un momento de crisis en el que la política regional europea debe contribuir a la prosperidad en la Unión y a reducir la brecha existente entre diferentes zonas.

Esas son las ideas transmitidas en Zaragoza por el secretario de Estado de Hacienda de España, Carlos Ocaña, y el nuevo comisario europeo de Política Regional, el austríaco Johannes Hahn, con motivo de la celebración de la Reunión Informal de Ministros y Altos Representantes de Política Regional.

Hahn señaló que es clave estudiar la forma en que se puede superar la crisis con la ayuda de la política regional europea, pero velando por el desarrollo estable de las diferentes regiones, es decir, que las más pobres se acerquen a las más ricas, y evitando que aumente la brecha entre ellas en un momento de dificultades económicas.

En la reunión, los participantes coincidieron en que es necesario simplificar la gestión y el control de los fondos para evitar retraso en el desarrollo de los proyectos, que en algunos casos tardan años en ser liquidados, lo que no quiere decir que se eliminen los controles, "fundamentales para garantizar que se destinan a lo que se ha acordado", indicó Ocaña.

A su juicio, la normativa es muy compleja por lo que llega a dificultar la consecución de los objetivos planteados, e incluso a veces las inversiones de la UE "no llegan a tiempo".

 

Despoblación y desempleo

Por ello, en el reparto de los fondos estructurales de cara a próximas convocatorias, se deben tener en cuenta desafíos como la despoblación, el desarrollo demográfico o el desempleo de personas de más edad, apuntó el comisario, quien opinó que la próxima adhesión prevista, Croacia, tendrá un impacto menor en ese asunto.

El secretario de Estado de Hacienda de España apostó por prestar "más atención a las regiones menos prósperas", pero evitando que algunas de ellas pasen de recibir unos fondos importantes a no recibir nada, es decir, aplicando la gradualidad.

Y es que, en opinión del comisario europeo, las 271 regiones de Europa requieren de soluciones adaptadas a sus necesidades, aunque siempre centradas en lo que ha llamado "puntos nucleares", es decir, el crecimiento, la eficacia energética, la energía sostenible y su generación o la mejora del nivel formativo de los ciudadanos, entre otros.

Sobre ese asunto, apuntó que la política regional no es una "política caritativa" sino que debe prestar más atención a las regiones más necesitadas y a las que tienen más dificultades económicas, además de al desarrollo rural.

No obstante, Hahn consideró que también se deberá prestar atención en el futuro a las grandes ciudades, que "no se pueden dejar de lado" porque en ellas vive y trabaja el 80 por ciento de la población.

Actualmente, hay en marcha dos millones de proyectos en Europa y "queremos contribuir a la prosperidad en tiempos de crisis", señaló, y apostó por unir "de forma inteligente" cuestiones como sostenibilidad, apoyo a pymes, innovación o empleo para así crear una estrategia general para Europa.

El encuentro informal de hoy reunió a los máximos responsables de Política Regional y Cohesión Territorial de los Estados miembros de la Unión Europea, el Espacio Económico Europeo y los países candidatos a la adhesión.

Etiquetas