Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

DESDE EL FONDO DE LA MINA

"Estuve con Dios y con el diablo"

Los mineros hablan de la necesidad de hacer cambios ante la inseguridad en que se desarrolla la actividad minera.

El minero Mario Sepúlveda, el segundo en ser rescatado de las entrañas de la mina San José, ilustró la experiencia vivida estos dos meses bajo tierra afirmando: "Estuve con Dios y estuve con el diablo. Me pelearon y ganó Dios. Me agarré de la mejor mano".

"Siempre supe que me iban a sacar, siempre tuve fe en los profesionales que hay en Chile y en el Gran Creador", confesó Sepúlveda dos horas después de que la cápsula Fenix le izara hasta la superficie.

Acompañado de su mujer y sus hijos, Sepúlveda, conocido por sus dotes de animador y su talante dicharachero cuando grababa en vídeo a sus compañeros de encierro, declaró que estaba "supercontento" de que le hubiera tocado vivir esta experiencia.

"Era el momento de hacer cambios, este país tiene que entender que hay que hacer cambios", manifestó en alusión a las condiciones de inseguridad en que se desarrolla la actividad minera en las pequeñas y medianas empresas.

Sepúlveda, que pidió introducir cambios en materia laboral, señaló que "los empresarios tienen que dar las armas para que los mandos medios hagan cambios".

"No podemos quedar así bajo ningún punto ni circunstancia", insistió Sepúlveda, quien elogió la gestión realizada por "el gran Gobierno" de Sebastián Piñera y que ha desembocado en el éxito de la operación de rescate.

"Confío mucho en las cosas que él (Piñera) hace, aparte de ser un empresario muy exitoso, se merece estar donde está porque la riqueza se la ha ganado con esfuerzo, con perseverancia", añadió.

Ser tratado como minero

A pesar de que algunos medios locales han destacado su grandes dotes de comunicador, Sepúlveda dijo que no se le pasó por la cabeza dedicarse a una actividad profesional distinta de la que ha desarrollado hasta ahora. "No quiero que me traten como artista ni como animador, sino como el Mario Sepúlveda minero. Nací para morir amarraito al yugo", afirmó.

El tercero de los mineros rescatados, el ex militar de 52 años, Juan Illanes, no presentó tan buen estado de salud como sus dos predecesores en usar la cápsula, y fue trasladado en camilla hasta el hospital de campaña.

El minero más joven atrapado en San José, Jimmy Sánchez, de 19 años y padre de un bebé, sufrió ansiedad en el momento de la llegada de la cápsula al interior de la mina, pero fue tratado para evitar problemas durante su viaje a la superficie, según declaró un rescatista del Ejército, Patricio Robledo.

Como se repitió cada vez que la cápsula Fénix II aparecía en la superficie, los familiares rodearon al minero rescatado, donde se fundieron en abrazos, risas y lágrimas, pero de alegría. A la salida de los mineros también esperó el presidente Piñera, así como el ministro de Minería, Laurence Golborne y otras autoridades.

El padre de Florencio Ávalos, primer minero rescatado del yacimiento San José, declaró en una entrevista telefónica a Radio Nacional de España que estaban "todos contentos y tranquilos". Sin embargo, afirmó Alfonso Ávalos, "nos falta el otro, que va a salir el número 25", señaló en referencia a su hijo Renán, de 29 años.

Antes de comenzar el operativo de rescate, las autoridades chilenas entregaron a los familiares de los mineros un listado con el orden en que serían rescatados.

Decirles "que les quiero"

"Tengo que abrazarlos y decirles que les quiero", señaló un emocionado Alfonso Ávalos. "Todos los días he pensado en ellos", añadió.

Mientras, el minero chileno Edison Peña recibió una invitación para visitar la mansión del fallecido Elvis Presley, Graceland, en Memphis (Estados Unidos).

Peña, el duodécimo trabajador en salir a la superficie tras el inicio de las operaciones de rescate, podrá viajar junto a un acompañante a Estados Unidos, según un comunicado divulgado en la página oficial del Rey del Rock. Peña se describe a sí mismo como un gran admirador de Elvis e incluso pidió el envío de música hasta la mina "para que los trabajadores atrapados pudieran cantar y mantenerse animados".

El Gobierno chileno anunció que ayudará a los operarios a encontrar nuevos trabajos, al tiempo que las familias indicaron que corresponde a los propios afectados decidir si van a volver a trabajar como mineros. Según Radio Cooperativa, las familias han comentado que la decisión de regresar a sus puestos como mineros corresponde a los propios trabajadores y anunciaron su intención de crear una fundación, 'Los 33', para recaudar fondos de las entrevistas y para ayudar a otros colegas que hayan sufrido accidentes.

Etiquetas